Tecnología

La Unión Europea quiere que las aplicaciones de mensajería se comuniquen entre si

La Unión Europea, bajo la Ley de Mercados Digitales (DMA), quiere permitir que las grandes empresas de aplicaciones de mensajería sean interoperables con plataformas más pequeñas, en caso de que estas últimas lo soliciten.

WhatsApp y Facebook Messenger, ambas propiedad de Meta, además de iMessage de Apple son los principales afectados por esta nueva ley, si llega a aprobarse.

Apple ha sido la primera en reaccionar a la propuesta, asegurando a The Verge que se podrían crear «vulnerabilidades innecesarias de privacidad y seguridad para nuestros usuarios» si les obligan a trabajar con otras apps. Sin embargo, recientes filtraciones han revelado que la exclusividad de su aplicación respondería a estrategias comerciales más que a medidas de protección.

Mensajes entre aplicaciones de mensajería:

Mientras que los SMS pueden enviarse entre diferentes operadoras y distintas marcas de móviles, en los mensajes instantáneos no sucede lo mismo. Los usuarios de WhatsApp solo pueden hablar con otras personas dentro de esa misma app, lo mismo pasa en Telegram, Signal e iMessage, para esta última incluso es imprescindible usar un móvil Apple.

Enviar un mensaje desde una plataforma de mensajería no mayoritaria, como Signal, a un contacto de WhatsApp o Facebook Messenger sería posible. Se proponen sanciones de hasta un 20% del volumen de negocio total de la compañía en caso de incumplir los requisitos.

También puedes leer: La UE invertirá 45.000 millones de euros para fabricar microchips

Los usuarios de las apps más pequeñas podrían enviar y recibir mensajes desde las aplicaciones de mensajería más grandes. También podrían enviar archivos e incluso hacer videollamadas.

Las multas ascienden al 10% de sus ingresos anuales globales, 20% por infracciones repetidas. Aunque no acaba aquí la propuesta, los legisladores también evaluarán en el futuro la obligación de interoperabilidad de las redes sociales.

El texto queda pendiente de su aprobación en el Parlamento. Se da a las tecnológicas un plazo de seis meses para su implementación, en el caso de que la propuesta salga adelante.

Más información: Parlamento Europeo

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba