Tecnología

Millonario busca desarrollar su estación espacial con gravedad artificial

Una nueva estación espacial de 100 metros de largo acaba de ser anunciada, con la característica de que contará, de acuerdo con su fundador, con gravedad artificial, ubicándose en la órbita terrestre baja.

La empresa desarrolladora, Vast Space, fue creada por el multimillonario de criptomonedas Jed McCaleb, quien imagina que en un futuro «millones de personas vivan fuera del sistema solar«, por lo que se requiere de grandes estructuras donde las personas puedan vivir y trabajar en el espacio.

Según detalla SpaceNews, McCaleb tiene la intención de autofinanciar el trabajo que se realice en Vast, ya que su trabajo en startups de software y criptomonedas le ha dado suficientes recursos para intentar «algo ambicioso en el espacio«, aunque sí está contemplado a largo plazo contar con inversiones externas.

McCaleb también detalló que si bien, de momento se centrarán en completar sus objetivos de la misión, procurando no endeudar a los inversores, eventualmente se tiene planeado conseguir algunos clientes, entre los que se encuentran la NASA y otro tipo de programas nacionales.

También puedes leer: Así se podrían volver locos los astronautas y la estructura flotante más grande [VÍDEO]

El trabajo a realizar en la estación espacial de Vast

La principal motivación para Vast, es poder construir una gran estructura giratoria que generará de forma artificial una atracción similar a la gravedad, para reducir los impactos a largo plazo de vivir en el espacio, mismos que ya se ha demostrado que pueden ser graves para los seres humanos.

Sin embargo, Vast detalla que la instalación también contará con algunos módulos de flotación libre, dando a los posibles clientes la opción de pura ingravidez, además del acceso a comodidades y personal en el resto de la estación.

Esto permitirá realizar investigaciones que hasta ahora la ISS ha realizado, pero también desarrollar un estilo de «taller mecánico» donde los astronautas puedan trabajar en prototipos en órbita y hasta funcionar como una «estación de paso» para que la humanidad pueda habitar desde la Luna o Marte.

Sin embargo, esto también representa varios desafíos inherentes a la creación de estructuras giratorias, además de para la gestión y control de impulso, mientras que realizar acoplamientos a módulos giratorios y los sistemas de comunicación también se plantean como «complicados».

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba