Ciencia

鈽勶笍 7 Amenazas del Futuro | 馃幀 DOCUMENTAL

7 amenazas de nuestro pr贸ximo futuro:

La posibilidad de que nuestra civilizaci贸n se enfrente a un riesgo catastr贸fico en un futuro pr贸ximo se ha comparado a sacar una bola negra de una urna. Hasta ahora, solo hemos sacado bolas blancas o grises, que representan eventos sin riesgo o con un riesgo m铆nimo, pero muchos creen que, tarde o temprano, la humanidad sacar谩 una bola negra.

Los riesgos catastr贸ficos globales potenciales se clasifican convencionalmente en antropog茅nicos o no antropog茅nicos.

Ejemplos de riesgos no antropog茅nicos incluyen el impacto de asteroides o cometas, la erupci贸n de un supervolc谩n como Yellowstone, una pandemia incontrolable, una r谩faga de rayos gamma letal, la explosi贸n de una supernova muy cerca de nosotros, una llamarada solar mortal y m谩s.

Los riesgos antropog茅nicos son los causados por los seres humanos y abarcan los riesgos relacionados con la tecnolog铆a, la gobernanza y el cambio clim谩tico.

Los riesgos tecnol贸gicos implican la creaci贸n de inteligencia artificial desalineada con los objetivos humanos, as铆 como el uso distorsionado y descontrolado de campos como la biotecnolog铆a y la nanotecnolog铆a.

Los riesgos catastr贸ficos en el 谩mbito de la gobernanza del sistema terrestre incluyen el calentamiento global, la degradaci贸n ambiental, la hambruna debido a la distribuci贸n desigual de los recursos, la sobrepoblaci贸n humana, las fallas de los cultivos y la agricultura insostenible.

Hemos elegido, seg煤n nuestro juicio, las siete cat谩strofes m谩s probables -o al menos las m谩s amenazadoras-, asignando a cada una de ellas un porcentaje de probabilidad de que ocurra para el a帽o 2200.

Es importante tener en cuenta que ninguna de estas cat谩strofes, ya sean naturales o artificiales, podr铆a resultar en 煤ltima instancia en la aniquilaci贸n total de nuestra especie. La consecuencia m谩s probable podr铆a ser a lo sumo una diezmaci贸n de la poblaci贸n mundial y un regreso a una era de dificultades y salvajismo.

驴Las exploramos juntos?

El documental:

7 Amenazas del Futuro:

7. Impacto de asteroides o cometas

Millones de objetos de diversos tama帽os orbitan el Sol. Los astr贸nomos consideran que cualquier objeto de al menos 140 metros de tama帽o cuya 贸rbita lo acerque al planeta a menos de 7,4 millones de kil贸metros es una amenaza para la Tierra.

Si un cuerpo celeste de este tipo colisionara con la Tierra, podr铆a destruir una ciudad entera y causar una devastaci贸n regional extrema. Los objetos m谩s grandes, de 1 km o m谩s de tama帽o, podr铆an tener efectos globales e incluso provocar extinciones masivas.

El impacto m谩s famoso y destructivo ocurri贸 hace 66 millones de a帽os, cuando un asteroide de 10 km de di谩metro se estrell贸 en lo que hoy es la pen铆nsula de Yucat谩n. El impacto aniquil贸 a la mayor铆a de las especies animales y vegetales de la Tierra, incluidos los dinosaurios.

Sin embargo, incluso los objetos m谩s peque帽os pueden causar da帽os significativos. En 1908, un cuerpo celeste de unos 50 metros de di谩metro explot贸 sobre el r铆o Tunguska en Siberia, generando una onda de choque que arranc贸 de ra铆z m谩s de 80 millones de 谩rboles en un 谩rea de 2.100 kil贸metros cuadrados.

En 2013, un asteroide de solo 20 metros de di谩metro explot贸 sobre Chelyabinsk, Rusia, liberando energ铆a equivalente a la de 30 bombas de Hiroshima, hiriendo a m谩s de 1.100 personas y causando da帽os por valor de 33 millones de d贸lares.

Aunque las posibilidades de que un cuerpo c贸smico m谩s grande impacte con la Tierra son peque帽as, la devastaci贸n que causar铆a ser铆a enorme.

Por eso, la NASA ha completado el censo de todos los asteroides peligrosos de m谩s de 1 km de di谩metro y est谩 en proceso de completar el de los asteroides de al menos 140 metros de di谩metro.

Hasta la fecha, los astr贸nomos han identificado casi 30.000 asteroides con riesgo de impacto, de los cuales unos 10.000 tienen un di谩metro de al menos 140 metros y mil miden al menos 1 km. Se detectan alrededor de 30 nuevos objetos cada semana.

Conocer constantemente la posici贸n de cualquier objeto que cruce la 贸rbita de la Tierra es esencial para proteger el planeta de los peligros c贸smicos.

La detecci贸n temprana es igualmente crucial si queremos interceptar, destruir o alterar la trayectoria de un asteroide. Con la tecnolog铆a de la que disponemos hoy en d铆a, podemos minimizar el riesgo de un impacto catastr贸fico en un factor de uno entre 10.000, seg煤n nuestras estimaciones, de aqu铆 al a帽o 2200.

6. Otros peligros c贸smicos

No hace mucho tiempo, el cambio clim谩tico y la guerra nuclear eran en gran medida desconocidos. Hoy en d铆a, son riesgos cuyos efectos devastadores ya hemos presenciado, y tememos que puedan empeorar significativamente.

Por eso existe la posibilidad de que ni siquiera hayamos concebido lo que m谩s probablemente nos da帽e.

Del espacio exterior podr铆an surgir peligros mucho menos predecibles que los causados por los asteroides y los cometas.

Una r谩faga de rayos gamma o una supernova, por ejemplo, ser铆an tan devastadoras que podr铆an acabar con la humanidad sin que tuvi茅ramos ninguna defensa, mientras que una tormenta solar potente y an贸mala podr铆a causar un da帽o inmenso a nuestra civilizaci贸n e infraestructura tecnol贸gica.

En conjunto, creemos que estos eventos tienen una probabilidad de uno entre 5.000 de ocurrir para el a帽o 2200.

5. Erupci贸n supervolc谩nica

Hace unos 75.000 a帽os, la explosi贸n de un supervolc谩n bajo el lago Toba en Indonesia enfri贸 a煤n m谩s el clima de nuestro planeta, que ya estaba experimentando una grave glaciaci贸n.

Esta erupci贸n fue posiblemente el mayor evento volc谩nico de los 煤ltimos 25 millones de a帽os, y redujo la poblaci贸n humana a solo unos pocos miles de individuos.

Fue esencialmente un paso antes de la extinci贸n. En este caso, tambi茅n, el factor desencadenante del desastre medioambiental fue la emisi贸n de cenizas que oscurecieron el Sol durante semanas, lo que provoc贸 la destrucci贸n del ecosistema y una nueva glaciaci贸n.

驴Cu谩l es la probabilidad de que ocurra hoy? Es dif铆cil de decir, pero los datos sugieren que a escala global, una erupci贸n de esa magnitud podr铆a ocurrir en promedio cada 17.000 a帽os. Si ese es el caso, entonces estamos atrasados: el 煤ltimo evento del que tenemos conocimiento se remonta a hace 26.500 a帽os en Nueva Zelanda.

Sin embargo, el da帽o catastr贸fico al planeta no requiere necesariamente una supererupci贸n. Hay que recordar que en 1815, la erupci贸n del Tambora, tambi茅n en Indonesia, desencaden贸 una peque帽a glaciaci贸n en todo el mundo, que alcanz贸 su m谩ximo en 1816 durante el famoso 芦A帽o sin verano禄, y casi acab贸 con las cosechas de trigo.

Actualmente, no tenemos forma de predecir las erupciones con m谩s de unas pocas semanas o meses de antelaci贸n, pero los cient铆ficos est谩n monitoreando varias 谩reas de riesgo, incluida la supercaldera de Yellowstone, que entr贸 en erupci贸n por 煤ltima vez hace 640.000 a帽os.

Creemos que la probabilidad de que uno de estos eventos ocurra para el a帽o 2200 es de una entre mil.

4. Guerra termonuclear

Esta es sin duda la pesadilla m谩s recurrente en el imaginario colectivo. Miles de ojivas at贸micas est谩n preparadas para ser lanzadas en cuesti贸n de minutos, una realidad preocupante dado que la mayor amenaza de una guerra nuclear podr铆a provenir de un accidente o incluso de un mero problema de comunicaci贸n.

En m煤ltiples ocasiones desde los a帽os 60, los oficiales rusos han decidido no lanzar un arma nuclear en respuesta a lo que luego descubrieron que eran falsas alarmas.

M谩s all谩 del horrible n煤mero de v铆ctimas inmediatas, los expertos han determinado que en cualquier escenario de conflicto, debido a los inmensos incendios y las literales 芦tormentas de fuego禄 provocadas por los dispositivos, se liberar铆an nubes de humo y polvo tan vastas y densas que oscurecer铆an el sol durante un per铆odo de tiempo lo suficientemente largo como para aniquilar todos los cultivos del planeta.

Un 芦miniinvierno禄 nuclear no muy diferente del que provoc贸 el asteroide que llev贸 a la extinci贸n de los dinosaurios no aviares hace 66 millones de a帽os, al final del per铆odo cret谩cico.

Si Estados Unidos y Rusia se bombardearan mutuamente con m谩s de 4.000 ojivas nucleares de cien kilotones, se liberar铆an a la atm贸sfera unos 150 millones de toneladas de polvo. En el primer mes de la guerra, la temperatura de la Tierra descender铆a repentinamente en 10掳C, peor que lo que se observ贸 en la 煤ltima verdadera glaciaci贸n.

La situaci贸n en los mares y oc茅anos se volver铆a catastr贸fica. La falta de luz y las bajas temperaturas acabar铆an con el fitoplancton y las algas marinas de la base de la cadena alimentaria; poco despu茅s, seguir铆an el zooplancton y los organismos progresivamente superiores debido a la hambruna generalizada.

Adem谩s de la destrucci贸n de los ecosistemas marinos, el enfriamiento brusco provocar铆a que el hielo se expandiera en m谩s de 15 millones de kil贸metros cuadrados, llegando a ser casi dos metros m谩s grueso.

Muchos puertos y regiones costeras del hemisferio norte se volver铆an innavegables, y ciudades enteras, o lo que quede de ellas, quedar铆an aisladas de los suministros regulares de alimentos y materiales.

Todo ello sin olvidar el n煤mero de v铆ctimas, cientos de millones, si no miles de millones, arrasadas por las explosiones, las secuelas de la radiactividad, el colapso de los equilibrios ecosist茅micos o simplemente el fin de la civilizaci贸n.

A esta cat谩strofe le asignamos una probabilidad del 9 sobre cien de que ocurra antes del a帽o 2200.

3. Pandemia incontrolable

En dos ocasiones en la historia moderna, las plagas se han extendido por todo el mundo, matando a cerca del 15% de la poblaci贸n en unas pocas d茅cadas.

Esto ocurri贸 en los siglos V y XIV, respectivamente, pero existe un grave riesgo de que una nueva enfermedad infecciosa pueda causar otro brote, especialmente dada la poblaci贸n urbana y m贸vil global actual.

Afortunadamente, las enfermedades altamente letales capaces de propagarse por todo el mundo son raras. Sin embargo, ocurren: hace un siglo, la gripe espa帽ola se cobr贸 m谩s de 50 millones de vidas.

Los brotes recientes como el SARS y el 脡bola en los 煤ltimos a帽os sirven como se帽ales de advertencia, sin mencionar la reciente pandemia de COVID-19, que se ha cobrado la vida de 7 millones de personas en todo el mundo en solo dos a帽os.

Los antibi贸ticos, nuestra mayor defensa contra las enfermedades, se est谩n volviendo menos efectivos a medida que algunas cepas de bacterias desarrollan resistencia a ellos.

Las bacterias resistentes a los antibi贸ticos son responsables de aproximadamente 700.000 muertes anuales. Si no desarrollamos nuevos avances, se estima que ese n煤mero alcanzar谩 los 10 millones para 2050.

A estas preocupaciones se suma el reciente auge de los virus 芦zombies禄, aquellos virus que han estado en animaci贸n suspendida durante millones de a帽os en el permafrost 谩rtico. Existe la posibilidad de que el calentamiento global pueda descongelar sus tumbas heladas, devolvi茅ndolos a la vida.

Es cierto que la ciencia m茅dica ha mejorado significativamente desde la 茅poca de la gripe espa帽ola. Sin embargo, la otra cara de la moneda es que la movilidad de las cosas y las personas ha aumentado exponencialmente, y cada vez m谩s personas viven en 谩reas urbanas densamente pobladas.

Esto hace que la transmisi贸n mundial de un virus potencial sea mucho m谩s que una posibilidad.

Para este tipo de cat谩strofe, asignamos una probabilidad de 15 de cien de que pueda ocurrir para 2200.

2. Bomba demogr谩fica

El Homo sapiens se reproduce de forma incontrolada, lo que pone a prueba nuestra capacidad para alimentar, alojar y vestir a los m谩s de 130 millones de reci茅n nacidos que llegan al mundo cada a帽o.

A medida que los humanos abarrotan el planeta, los bosques desaparecen, la vida silvestre se extingue y la atm贸sfera se calienta. Cuanto mayor es nuestro n煤mero, m谩s se ve envuelta la especie humana en un crescendo de crueldad hacia el medio ambiente y los animales, trat谩ndolos como meras mercanc铆as.

Las 谩reas cultivadas para alimentar a los actuales 8.000 millones de personas ya est谩n al m谩ximo de su productividad.

No podr谩n darnos m谩s, ni siquiera duplicando los millones de toneladas de pesticidas. Las grandes ciudades se han vuelto inhabitables, cada vez m谩s llenas de inadaptados sociales que han abandonado toda esperanza y cualquier forma de convivencia civilizada.

Si no podemos desactivar la bomba demogr谩fica, nos enfrentamos a un futuro de creciente pobreza, escasez de alimentos, conflictos y degradaci贸n ambiental.

A menos que haya una reducci贸n dr谩stica del crecimiento de la poblaci贸n, un recorte r谩pido de las emisiones de gases de efecto invernadero y un cambio global a una dieta vegetariana, todas tendencias que actualmente se mueven en la direcci贸n opuesta, lo que nos espera es un futuro al estilo de Blade Runner para la mayor铆a de los habitantes del planeta.

Si todo va bien, se dice que el crecimiento de la poblaci贸n mundial se detendr谩 en torno a los 10-11 mil millones de personas para 2100. Luego, las cifras disminuir谩n inexorablemente, con todas las consecuencias de un mundo habitado por personas mayores. Y esto, por razones obvias, ser谩 la otra cara de la moneda. La probabilidad de que para 2200 todo esto conduzca a un colapso del sistema es, en nuestra opini贸n, de al menos 25 de cada cien.

1. La Inteligencia Artificial toma el control

La inteligencia artificial, com煤nmente abreviada como IA, est谩 progresando r谩pidamente. En el mundo cient铆fico es com煤n la creencia de que, en unos pocos a帽os, la IA ser谩 capaz de realizar la mayor铆a de las actividades mucho mejor que los humanos.

Algunos incluso especulan que para 2041, la IA alcanzar谩 la 芦singularidad tecnol贸gica禄.

La singularidad es un t茅rmino acu帽ado por primera vez por el matem谩tico John von Neumann en la d茅cada de 1950. Se refiere a un momento en el que el progreso tecnol贸gico se acelera tan r谩pidamente que predecir el futuro se vuelve dif铆cil.

En el contexto de la inteligencia artificial, la singularidad se refiere al punto en el que las m谩quinas se vuelven m谩s inteligentes que los humanos, dando paso a una nueva era de avance tecnol贸gico y cambio social.

La idea de la singularidad ha ganado terreno en los 煤ltimos a帽os, y muchos expertos prev茅n su inevitabilidad. Algunos argumentan que podr铆a ser un desarrollo positivo, que conduzca a avances significativos en campos como la medicina, la energ铆a y el transporte.

Otros, sin embargo, advierten que si no se gestiona adecuadamente, podr铆a tener consecuencias desastrosas para la humanidad.

Imagine un mundo en el que las m谩quinas puedan tomar decisiones por s铆 mismas, sin ninguna intervenci贸n humana. Los expertos temen que estas m谩quinas puedan desarrollar sus propios objetivos y motivaciones que pueden no coincidir con los nuestros.

Esto podr铆a conducir a un mundo en el que los humanos est茅n a merced de las m谩quinas, sin forma de predecir o controlar sus acciones.

Si bien esto podr铆a conducir a un aumento de la eficiencia y la productividad, tambi茅n podr铆a tener un impacto profundo en el mercado laboral y provocar importantes trastornos sociales. Para el a帽o 2200, en su peor forma, creemos que este escenario tiene una probabilidad de ocurrencia de 30 sobre cien. Y eso es todo…

Por supuesto, hemos omitido muchos otros peligros, como el malestar social, las migraciones, el mal gobierno y el auge de reg铆menes desp贸ticos. Pero estos factores son muy dif铆ciles de cuantificar y, adem谩s, ya podemos verlos en acci贸n en el mundo actual.

Las nuevas tecnolog铆as, al igual que los cambios sociales, podr铆an dar lugar a nuevas formas de gobierno. Potencialmente mejores, pero tambi茅n potencialmente mucho peores que las actuales.

Como siempre, 隆todo lo que queda es que esperemos!

Te puede interesar:

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Bot贸n volver arriba