Ciencia

🌌 El fin del universo, 5 Teorías que lo Explican [ 🎬 DOCUMENTAL ]

¿Cómo será el FIN del UNIVERSO? ¡5 teorías que lo explican!

En nuestra forma de pensar, todo lo que tiene un principio también tiene un final. Hoy sabemos que el universo tuvo un comienzo, el Big Bang; por lo tanto, también tendrá un final, pero ¿cómo será ese final? ¿Cuándo sucederá? ¿Qué pasará cuando el universo muera? ¡Únete a nosotros para descubrirlo!

Desde que la humanidad comenzó a ser consciente de su existencia, también comenzamos a hacernos muchas preguntas sobre nuestra mortalidad. ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? ¿Cómo empezó todo? ¿Y cómo terminará?

Estas son algunas de las preguntas que siempre nos hemos hecho, pero hoy, gracias al avance de la ciencia y la tecnología, por primera vez en la historia, podemos tener respuestas sólidas a esas preguntas. Observando el universo, hemos determinado cómo evoluciona y cómo podría terminar; entonces, presentamos las cinco teorías más aceptadas que explican el final del universo.

El documental:

El fin del universo, 5 Teorías que lo Explican:

1. La Gran Congelación:

La teoría de la Gran Congelación, también conocida como muerte por congelación, es una de las hipótesis más ampliamente aceptadas sobre el destino final del universo. Esta teoría se basa en la idea de que el universo se está expandiendo cada vez más rápido y que eventualmente se enfriará a casi cero absoluto, lo que provocará la extinción de toda la vida y la desaparición de toda la materia.

Esta teoría se deriva de la segunda ley de la termodinámica, que establece que la entropía de un sistema cerrado siempre aumenta con el tiempo.

La entropía se refiere a la cantidad de desorden en un sistema, y según esta ley, la cantidad de desorden en el universo siempre aumentará con el tiempo. A medida que el universo se expande, la cantidad de energía disponible se diluye, lo que resulta en una disminución de la entropía. Esto significa que el universo se está enfriando y, finalmente, toda la energía se dispersará por completo y la temperatura caerá a cero absoluto.

La teoría de la Gran Congelación sugiere que la expansión del universo continuará indefinidamente y, a medida que se expande, la densidad de materia y energía disminuirá. Con el tiempo, las estrellas se quedarán sin combustible y se apagarán, dejando un universo frío y oscuro. Todo lo que quedará serán partículas subatómicas aisladas y las partículas elementales que componen el universo.

Curiosamente, la teoría de la Gran Congelación también tiene implicaciones para la teoría de la evolución biológica, ya que sugiere que la vida en el universo solo tiene una cantidad limitada de tiempo para evolucionar antes de que el universo se enfríe y muera. Esto sugiere que la vida es un fenómeno fugaz y raro, que solo tiene la posibilidad de existir durante un corto período de tiempo cósmico.

Aunque la teoría de la Gran Congelación puede parecer sombría, también nos invita a apreciar la vida y la existencia tal como las conocemos hoy.

2. La Gran Implosión:

La teoría de la Gran Implosión es una de las fascinantes hipótesis sobre el final del universo. Esta teoría se basa en la idea de que el universo no es infinito sino que tiene un límite. Además, argumenta que la expansión del universo observada actualmente eventualmente se revertirá, dando lugar a una contracción que culminará en un momento de colapso total.

Según esta teoría, el universo se expande continuamente debido a la energía oscura, pero la gravedad eventualmente superará la fuerza de expansión y comenzará a contraerse. A medida que el universo se comprime, la densidad y la temperatura aumentarán drásticamente. Eventualmente, el universo colapsará en un pequeño punto de densidad y temperatura infinitas, conocido como singularidad.

Este colapso del universo es similar al Big Bang, pero en lugar de una vasta explosión que crea el universo, habrá un colapso que lo destruirá. La Gran Implosión es como una reversión del Big Bang, una especie de «Big Bounce» que marca el final de una era y el comienzo de otra.

La Gran Implosión fue propuesta por primera vez en las décadas de 1960 y 1970 por teóricos como Stephen Hawking y Roger Penrose. Aunque esta teoría se ha considerado una de las posibles formas en que el universo podría terminar, se desconoce si esto sucederá.

La evidencia más convincente de la Gran Implosión proviene del estudio de la densidad del universo. Según la teoría de la relatividad general de Einstein, la densidad del universo determina su geometría y destino. El universo se contraerá si la densidad del universo es más significativa que un valor crítico particular. Si la densidad del universo es menor que el valor crítico, el universo continuará expandiéndose para siempre. Si la densidad del universo es igual al valor crítico, el universo se expandirá indefinidamente a un ritmo cada vez más lento.

Las observaciones de la radiación de fondo cósmico han permitido a los astrónomos estimar la densidad del universo. Aunque todavía existe una incertidumbre significativa en estos cálculos, las últimas mediciones sugieren que la densidad del universo está cerca del valor crítico, lo que sugiere que el universo podría estar destinado a colapsar.

3. Gran Congelación:

La tercera teoría sobre el futuro del universo es la expansión eterna, también conocida como la teoría de la Gran Congelación. Esta hipótesis propone que el universo continuará expandiéndose indefinidamente, haciéndose cada vez más frío, hasta que finalmente alcance una temperatura cercana al cero absoluto.

La base de esta teoría es la observación de que el universo está en constante expansión. Esta expansión se cree que se debe a la energía oscura, una forma de energía que parece estar acelerando la tasa de expansión del universo. La energía oscura es una fuerza misteriosa que aún no es completamente comprendida por los científicos, pero se cree que representa aproximadamente el 68% del contenido total de energía del universo.

Según la teoría de la Gran Congelación, a medida que el universo continúe expandiéndose, la densidad de materia y energía disminuirá cada vez más, lo que significa que habrá menos colisiones y menos interacciones entre partículas. Como resultado, la temperatura del universo también disminuirá ya que la temperatura está relacionada con el momento y la energía cinética de las partículas.

Eventualmente, según esta teoría, el universo alcanzará un estado de equilibrio termodinámico, donde toda la materia se distribuirá uniformemente y la temperatura será uniforme en todo el universo. En este punto, el universo estará cerca del cero absoluto, la temperatura más baja posible y todas las reacciones químicas y físicas se detendrán. Este estado final se llama «muerte térmica» y se considera uno de los posibles finales del universo.

Aunque la teoría de la expansión eterna parece ser una posibilidad realista para el futuro del universo, todavía es controvertida. Algunos científicos argumentan que la energía oscura puede no ser constante y puede disminuir en el futuro, lo que podría afectar la expansión del universo. Otros sugieren que podría haber fenómenos desconocidos que podrían cambiar la forma en que el universo se expande.

4. Gran Desgarro:

Esta teoría sugiere que el universo continuará expandiéndose. Pero, en algún momento en el futuro, la expansión se acelerará tanto que las fuerzas gravitacionales no podrán mantener unidas las estructuras más significativas del universo, como las galaxias y las estrellas. Esto resultará en la destrucción de todo lo que existe en el universo, incluida la materia, la energía y el propio tejido del espacio-tiempo. El universo sería despedazado, de ahí el nombre de teoría del Gran Desgarro.

Esta teoría se basa en la idea de que la energía oscura, la misma fuerza misteriosa que impulsa la expansión acelerada del universo, se vuelve cada vez más fuerte a medida que el universo se expande. A medida que la energía oscura se vuelve más poderosa, ejerce una fuerza cada vez mayor sobre el espacio y la materia, acelerando la expansión del universo a niveles cada vez más rápidos.

La teoría del Gran Desgarro sugiere que, en última instancia, la energía oscura será tan fuerte que superará incluso la fuerza gravitacional en el universo, causando que todas las estructuras cósmicas se desgarren en fragmentos más pequeños. Esto incluiría galaxias, estrellas y las partículas subatómicas que componen toda la materia en el universo.

Si bien esta teoría puede parecer bastante apocalíptica, todavía se desconoce mucho sobre la energía oscura y su impacto en la expansión del universo. Los científicos están trabajando para comprender mejor esta misteriosa fuerza y cómo puede influir en el futuro del universo.

Al igual que las otras teorías, el Gran Desgarro también tiene sus detractores. Algunos científicos argumentan que la energía oscura no necesariamente aumentará para siempre y que a veces podría debilitarse o desaparecer. Otros creen que puede haber fuerzas desconocidas que podrían interferir con la expansión del universo y evitar que se desgarre.

5. Universo cíclico:

La teoría del universo cíclico, también conocida como la teoría del universo oscilante, propone que el Universo tiene un ciclo interminable de expansión y contracción. En esta teoría, el Universo se expande durante miles de millones de años hasta que alcanza su punto máximo y comienza a contraerse nuevamente. Una vez que ha alcanzado un tamaño suficientemente pequeño, el Universo se comprime en un punto infinitesimalmente pequeño conocido como una singularidad.

Luego explota en una explosión colosal llamada Big Bang, desencadenando un nuevo ciclo de expansión. Según esta teoría, el Universo no tiene un comienzo ni un final definitivos, sino que ha existido y seguirá existiendo continuamente. En lugar de un solo Big Bang, habría habido una serie de ciclos de expansión y contracción, cada uno comenzando con un Big Bang y terminando con una contracción hasta la singularidad.

De esta manera, el Big Bang fue la muerte del universo anterior y el nacimiento de este nuevo universo en el que vivimos. Una de las principales pruebas que respalda esta teoría proviene del descubrimiento de la radiación de fondo cósmica, un resplandor de radiación que se encuentra en todo el Universo y que se cree que es el remanente del Big Bang. Según la teoría del Universo cíclico, esta radiación de fondo cósmica es evidencia de que el Universo ha atravesado ciclos de expansión y contracción y que la radiación se habría enfriado y dispersado en el espacio durante el proceso de contracción.

Sin embargo, la teoría del universo cíclico no es ampliamente aceptada. Algunos científicos argumentan que la evidencia observacional es insuficiente para apoyar la idea de un universo cíclico y que la teoría no puede explicar ciertos fenómenos cosmológicos, como la expansión acelerada del Universo que se ha observado en los últimos años. Además, la teoría también plantea la cuestión de si la información contenida en el Universo puede conservarse a través de cada ciclo de contracción y expansión. Si el Universo está destinado a repetirse una y otra vez, ¿cómo se puede explicar el crecimiento de la complejidad en el Universo a lo largo del tiempo?

A pesar de estas limitaciones, la teoría del universo cíclico sigue siendo una hipótesis fascinante que continúa siendo objeto de estudio y debate de la comunidad científica en la ciencia, toda la comprensión del futuro del Universo sigue siendo un misterio, y se necesitarán más investigaciones y exploraciones para desbloquear los secretos del cosmos.

Al reflexionar sobre las teorías propuestas sobre el destino final del Universo, nos encontramos con un espectro de posibilidades que van desde la expansión eterna hasta la eventual extinción del Universo. Todas estas teorías comparten la idea de que el Universo está en constante cambio y evolución, lo que nos lleva a reflexionar sobre nuestra existencia.

Pensar en el final del Universo nos ayuda a recordar que nosotros también moriremos tarde o temprano ya que, en este Universo, nada es eterno, ni siquiera el Universo mismo.

Al reflexionar sobre la eventual desaparición, podemos encontrar la motivación para aprovechar al máximo nuestra existencia y trabajar para dejar un legado positivo. En última instancia, el estudio del futuro del Universo nos invita a explorar las preguntas más profundas sobre la existencia humana y nuestro lugar en el cosmos. Nos recuerda que la vida es preciosa y fugaz, y debemos trabajar juntos para preservar y proteger la vida en todas sus formas. Que este conocimiento nos inspire a continuar explorando el Universo y descubriendo los misterios que aún quedan por resolver antes de que todo… termine.

Te puede interesar:

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba