CienciaTecnología

🔴 La Aventura de Marte [ 🎬 DOCUMENTAL ]

La Aventura de Marte.

Actualmente, los titulares astronómicos están dominados por un tema: el aclamado despliegue del telescopio espacial James Webb.

Sin embargo, no debemos olvidar que muchos otros dispositivos técnicos están actualmente desempeñando su servicio galáctico, como el rover marciano Perseverance.

El documental:

La Aventura de Marte:

En este mismo momento, mientras estás viendo nuestro video, el vehículo terrestre está buscando rastros en la superficie rojiza y brillante del cuerpo celeste que nos ayudarán a comprender mejor a nuestro vecino planetario.

El 18 de febrero de 2021, llegó el momento: el Lander de la NASA aterrizó con éxito en la superficie del planeta rojo cubierto de polvo de óxido de hierro. Además del rover marciano Perseverance mencionado al principio, esto también se aplicó a su colega técnico Ingenuity, el primer dron helicóptero en la historia que se desplegará en un cuerpo celeste distinto de la Tierra.

En el corazón de la misión Mars 2020 hay una pregunta central: ¿Se pueden encontrar rastros que indiquen la existencia de vida en nuestro planeta vecino? En vista del árido mundo desértico que encarna el cuerpo celeste hoy en día, la respuesta a esta pregunta parece clara al principio. Sin embargo, el asunto es algo diferente si volvemos el tiempo atrás unos cuantos miles de millones de años.

En ese momento, Marte no solo tenía una atmósfera mucho más densa sino también recursos hídricos abundantes. El hecho de que el planeta albergue formas de vida superiores o incluso inteligentes está categóricamente excluido en el ámbito de los expertos.

Sin embargo, formas de vida microscópicas primitivas o, en otras palabras, microbios que viven en las profundidades protegidas de la radiación del suelo, son concebibles, lo que nos lleva de nuevo al uso de Perseverance para obtener información sobre la posible vida en el planeta rojo.

El instrumento de 2,5 mil millones de dólares analizará muestras de rocas en busca de biofirmas, estudiará procesos geológicos y recopilará datos sobre la evolución geológica general de Marte. También estudiará el clima del cuerpo celeste y allanará el camino para la era de las misiones de mandar. Por ejemplo, el Rover convertirá el dióxido de carbono en oxígeno y evaluará los resultados correspondientes.

El 20 de abril de 2021, este esfuerzo se puso en práctica por primera vez en la historia de los viajes espaciales. En una hora, se produjeron 5,4 gramos de oxígeno a partir del dióxido de carbono, suficiente aire respirable para 10 minutos. Se eligió un delta de río seco en el cráter Jezero como lugar de aterrizaje.

Hasta hace unos 3.500 millones de años, aquí había un lago marciano extenso que alcanzaba una profundidad de 250 metros. Pero, ¿por qué los expertos decidieron traer un pequeño helicóptero a Marte con Ingenuity? Dado que el dispositivo de apenas 1,8 kilogramos no lleva otros instrumentos que no sean cámaras, está claro que Ingenuity sirve principalmente como modelo de prueba para objetos voladores futuros en el planeta rojo.

Hasta ahora, el Dron ha cumplido brillantemente con este requisito pionero. El 19 de abril de 2021, el helicóptero se elevó 3 metros sobre la superficie de Marte y mantuvo la altitud de vuelo programada durante poco menos de 40 segundos.

Mientras esperamos con ansias las ideas que Perseverance nos proporcionará en el futuro previsible, aprovechamos esta oportunidad para echar un vistazo a una observación literalmente impactante hecha por la sonda espacial Insight de la NASA.

Terremoto marciano más fuerte jamás registrado:

Mientras la misión Perseverance está apenas comenzando a despegar, Insight también está llegando a su fin. Aterrizado en Marte el 26 de noviembre de 2018, la misión secundaria ya está programada para terminar este año. En el período previo al proyecto, se le asignaron a la sonda, que pesa poco menos de 703 kilogramos, una serie de objetivos básicos.

En resumen, el Lander equipado con una sonda de flujo de calor y un sismómetro debía analizar el desarrollo geológico temprano del cuerpo celeste. Con la ayuda de los conocimientos adquiridos, la comprensión de la formación de cuerpos celestes similares a la Tierra debería profundizarse significativamente.

A partir de los datos recopilados, los científicos concluyeron que Marte y nuestro hogar terrestre son bastante similares en términos de estructura. Sin embargo, el planeta rojo tiene un núcleo líquido más grande, así como una corteza más delgada de lo que los expertos habían predicho de antemano.

Y la observación recientemente registrada que ocupó los titulares hace unos meses también se espera que ayude a comprender mejor el funcionamiento interno de Marte. Específicamente, Insight registró un temblor con una magnitud de cinco, lo que hace que el evento sea el terremoto más fuerte jamás registrado en un planeta alienígena.

A diferencia de los demás representantes de nuestro sistema planetario, la Tierra es el único que todavía tiene placas tectónicas activas. Los temblores que se producen en los demás cuerpos celestes, por tanto, deben tener otras causas.

De los más de 1.300 que Insight ha registrado hasta ahora en Marte, uno se destaca en particular: el terremoto de magnitud 4,7 del 4 de mayo de 2022. Este terremoto habría sido claramente perceptible también en la Tierra. De hecho, los expertos aún están discutiendo sobre el origen de los terremotos en Marte.

Hasta ahora, los investigadores solo han descifrado parcialmente cómo se produce en detalle la formación del manto marciano y hasta qué punto existen corrientes de magma o incluso una convección de manto allí. Si los científicos logran desentrañar este misterio fundamental, también se acercarán a responder otra pregunta no menos emocionante: ¿qué causó que el planeta rojo perdiera su campo magnético global en el pasado?

Material imposible:

En 2016 hubo mucha expectación entre los expertos. El rover Curiosity de la NASA registró un hallazgo proverbialmente imposible en el planeta rojo: en una muestra de roca del cráter Gale, el dispositivo encontró residuos del mineral trinita. En detalle, este era una forma particular de cuarzo que generalmente se asocia con volcanismo rico en ácido silícico.

Por lo tanto, el mineral se forma cuando los silicatos se calientan primero intensamente y luego se enfrían rápidamente. Se sabe bien que esta forma de vulcanismo, que se acompaña de una alta concentración de ácido silícico, se produce en algunos lugares de la Tierra, pero nadie sospechaba hasta este descubrimiento que también podría existir en nuestro planeta vecino.

Al principio, los científicos intentaron encontrar indicios de que el trinita también podría formarse a temperaturas más bajas, pero como esta búsqueda de pistas no dio resultado, surgió la hipótesis de que Marte alguna vez fue escenario de una actividad volcánica mucho más violenta de lo que se suponía anteriormente. Sin embargo, un equipo de investigadores de la Universidad de Rice en Houston ha logrado ahora proporcionar una explicación plausible para lo aparentemente imposible.

La magma en cuestión debe haber permanecido en la cámara subterránea más tiempo de lo habitual, donde se enfrió un poco con el tiempo. En el curso de esto, las porciones ricas en silicatos de la mezcla al rojo vivo subieron a la superficie.

Durante una violenta erupción, se expulsó principalmente el material rico en silicatos que contenía el trinita descubierto posteriormente. Con la ayuda del viento, finalmente fue transportado al cráter Gale, que en ese momento aún debía contener agua. Las características marcas de meteorización no dejan dudas al respecto.

Huellas de vida:

Una cosa es segura, si la vida existió o incluso aún existe en Marte, debe haber dejado sus huellas allí. Después de que Curiosity se encontró con moléculas orgánicas en el planeta rojo en el verano de 2018, el mundo experto estaba desconcertado. Investigaciones posteriores muestran que la concentración de metano también está sujeta a fluctuaciones regulares y no está distribuida uniformemente, sino que está presente en patrones de concentraciones elevadas.

Sin embargo, todavía no podemos decir con certeza absoluta de dónde proviene el metano en la atmósfera marciana. Las teorías relevantes van desde impactos de cometas hasta vulcanismo activo hasta microorganismos productores de metano.

Sin embargo, estos microorganismos tendrían que estar a gran profundidad, es decir, en esas regiones subterráneas donde las temperaturas permiten la presencia de agua líquida permanentemente. Aunque el metano también puede formarse abiótico, hasta el 95% de todo el metano en la Tierra se produce biológicamente.

Mientras que las agencias espaciales internacionales dejan caer equipos cada vez más complejos en el planeta rojo, algunas pistas sobre la existencia de vida marciana también vienen directamente a nuestra Tierra. Entre los más importantes se encuentran el meteorito Noa, que impactó cerca de un pueblo egipcio a principios del siglo 20.

En el contexto de una investigación realizada en 1999, los investigadores descubrieron diferentes aminoácidos y posibles rastros de biósfera. Luego, siete años después, una porción de la roca galáctica se rompió para permitir el análisis de una muestra libre de contaminantes.

En el proceso, los expertos se encontraron con muchos materiales carbonosos complejos que contenían poros y canales en la roca, muy similares a los que conocemos de las bacterias terrestres. Sin embargo, esto no significa que el meteorito marciano proporcione una prueba irrefutable de la existencia de microorganismos en Marte.

De hecho, la mayoría de los expertos creen que la mera presencia de estas formas conspicuas no es suficiente para confirmar las bacterias marcianas.

El lanzamiento de Insight, una misión del siglo:

Las sondas y los vehículos de exploración marcianos han sido muchos en la historia de la exploración planetaria hasta la fecha, pero Insight era diferente. El inusual Lander fue diseñado y equipado como ninguna sonda anterior.

Los científicos involucrados en el proyecto observaron con entusiasmo el lanzamiento del cohete Atlas 5 que llevaría a Insight al espacio. El 5 de mayo de 2018, el tiempo había llegado y la nave espacial despegó de la Base Aérea de Vandenberg y partió en su viaje.

En la NASA, el lanzamiento de la misión fue visto con emociones encontradas. En ese punto, más de la mitad de las misiones marcianas planificadas habían fracasado, ya sea que nunca se habían lanzado o que habían fallado cuando llegaron a Marte. Se perdieron millones y nadie sabía cuál sería el destino de Insight.

Insight también comenzó con un problema. Un intento de lanzamiento anterior se retrasó durante varios meses debido a una fuga de vacío en un instrumento. Pero todo fue bien en órbita terrestre. Insight se separó lentamente de las etapas del cohete y luego flotó libremente en el espacio.

El Lander estuvo en el espacio durante 6 meses y medio. El dispositivo técnico recorrió 484 millones de kilómetros hasta que entró en la fina atmósfera de Marte a 125 kilómetros sobre la superficie.

El 26 de noviembre de 2018, la sonda que pesaba solo 700 kilogramos se precipitó a través de la atmósfera a casi 20.000 kilómetros por hora y tuvo que soportar temperaturas de alrededor de 1500°C. Para garantizar que los finos instrumentos de medición a bordo de la sonda y todos los demás trucos caros pudieran soportar este estrés extremo, Insight estaba asegurado en una especie de cubierta protectora.

La sonda recorrió los últimos metros colgada de un paracaídas y sus propios pequeños motores cohete proporcionaron la fuerza de reacción necesaria para permitir que la sonda aterrizara de forma segura y suave sobre el suelo marciano.

Tan pronto como llegó, Insight comenzó a desplegar sus paneles solares y a tomar mediciones iniciales. Así comenzó un período de cuatro años de emocionante exploración marciana.

Misiones marcianas pasadas:

Insight fue la primera estación de medición sísmica de alto poder en Marte. La NASA había enviado anteriormente dos otras misiones principales a Marte equipadas con sismómetros. Sin embargo, la tecnología de Viking 1 y Viking 2, que fueron lanzadas en los años 70, no puede compararse con las capacidades técnicas de Insight.

Además, las misiones Viking fueron bastante fracaso. El sismómetro de Viking 1 no funcionó correctamente durante el aterrizaje y no pudo utilizarse en absoluto. Viking 2 pudo tomar mediciones, pero los instrumentos estaban tan mal calibrados después del aterrizaje que nunca quedó claro si las mediciones de la sonda se debieron a la actividad sísmica o a algo más.

Misión y desafíos de Insight:

Insight estaba destinada a compensar este fracaso de las misiones Viking. Después de muchos años, el objetivo principal de la sonda era claramente examinar y explorar el interior de Marte. Para este propósito, el Lander, que tenía aproximadamente 1 metro de altura y 6 metros de largo, estaba equipado entre otros con un sismómetro y un brazo robótico altamente móvil.

La energía necesaria era proporcionada por los dos paneles solares que le daban a esta sonda su apariencia distintiva. Además de los instrumentos sísmicos, Insight tenía una estación meteorológica pequeña y completa a bordo y un brazo robótico llamado el topo que la sonda utilizaría para excavar profundamente en el suelo marciano para tomar mediciones de temperatura en las capas superiores de roca.

Los primeros datos fascinaron a todos, incluso durante la aproximación al aterrizaje y con los paneles solares todavía plegados, Insight comenzó a recopilar datos.

En la NASA, los científicos y técnicos estaban entusiasmados. El Lander captó vibraciones de los vientos marcianos y, por primera vez, filmó nubes de hielo de agua pasando directamente sobre sus cabezas. Las cintas del sonido de Marte han estado emocionando a millones de personas en Internet desde el lanzamiento de la misión.

El secreto de la actividad sísmica:

Las señales sísmicas son cualquier vibración o sonido intrínseco que un planeta experimenta o produce. Como la Tierra, Marte no está en silencio en su interior o al menos ahora lo sabemos y gracias a Insight. Antes de eso, no estaba tan claro para los científicos qué tan vivo y activo todavía está Marte en su interior.

Actualmente, el planeta Marte se presenta como un mundo desolado y rocoso, con impresionantes formaciones rocosas, montañas imponentes y profundos cañones. Sin embargo, no hay rastros de vida o vegetación, ni tampoco evidencia de agua líquida. Si bien se han descubierto indicios de lagos secos, incluso océanos enteros y cursos fluviales, surge una pregunta fundamental: ¿a dónde ha ido toda el agua si Marte alguna vez fue un mundo acuático templado?

Además de monitorear la actividad sísmica, como los temblores marcianos, Insight fue diseñado para escanear el interior de Marte. A lo largo de los meses, se ha creado un mapa perfecto del interior marciano gracias a la grabación de ondas internas. En estos mapas internos, los investigadores esperaban encontrar evidencia de lagos subterráneos o depósitos de agua. Sin embargo, su principal interés se centraba en la actividad de los temblores marcianos.

InSight ha registrado aproximadamente 450 temblores sísmicos. Estos temblores marcianos son generalmente muy finos y uniformes. Los más fuertes de ellos tienen magnitudes de 4,0 a 5,0, aunque la gran mayoría de los temblores se han registrado por debajo de ese nivel.

Lo sorprendente es que los investigadores han detectado temblores con una frecuencia de repetición similar al latido cardíaco humano. Casi parecía como si Marte estuviera más vivo en su interior de lo que los científicos habían pensado anteriormente. Cada uno de estos temblores también cuenta una historia única sobre la actividad geológica de Marte y su evolución continua.

A medida que las finas ondas viajan a través del subsuelo marciano, se encuentran con diferentes capas de roca, cavidades y estratos. Dentro de cada una de estas capas, las ondas sísmicas interactúan con sus propios patrones vibratorios. Basados ​​en los cambios que experimentan los patrones de frecuencia a medida que viajan a través del planeta, los investigadores pueden obtener detalles sobre la composición interna del planeta.

Afortunadamente, un impacto de meteorito proporcionó respuestas a dos preguntas que los científicos habían buscado durante mucho tiempo: si Marte aún tiene un núcleo activo en su interior y por qué evolucionó hasta convertirse en polvo, seco y desolado.

Un meteorito impactó en el lado opuesto de Marte y provocó vibraciones que se propagaron instantáneamente por todo el planeta. Estas ondas midieron virtualmente a Marte en su sección transversal completa y, por lo tanto, finalmente proporcionaron a los científicos la respuesta a la pregunta del núcleo.

Por primera vez, los investigadores pudieron percibir que Marte, de hecho, tiene un núcleo activo. La sorpresa fue que este núcleo, de aproximadamente 1.830 kilómetros de ancho, tiene que ser líquido en su totalidad.

Nuestra Tierra tiene un núcleo de hierro casi sólido rodeado de materiales líquidos y una corteza, creando un campo magnético estable y óptimo que nos protege de las influencias del cosmos. El campo magnético débil de Marte fue casi seguro responsable de dejar al planeta casi indefenso contra el bombardeo de partículas solares y rayos cósmicos.

El campo magnético específicamente nos protege de la radiación solar. Las líneas del campo magnético atrapan los innumerables rayos que golpean nuestro planeta diariamente desde el Sol y los guían a lo largo de sus líneas de curso hacia una especie de bolsa protectora.

En Marte, esta protección puede que nunca haya sido tan desarrollada como en la Tierra. Los vientos solares y la radiación cósmica del espacio golpearon a nuestro planeta vecino con mucha más fuerza. La atmósfera probablemente se volvió más y más delgada, y el agua escapó al espacio, se retiró bajo tierra o se congeló. Si Marte realmente alguna vez fue un mundo similar a la Tierra, se convirtió en un desierto debido a la falta de protección.

Durante la misión Insight, la evidencia también creció de que Marte realmente fue una vez un mundo con agua, un clima templado y quizás plantas o seres vivos simples. Profundo, debajo de la superficie polvorienta de Marte, el módulo de aterrizaje marciano encontró evidencia para apoyar estas teorías. Las mediciones mostraron otro campo magnético 10 veces más fuerte de lo que los científicos habían pensado anteriormente.

Este antiguo campo magnético atrapado en las rocas de Marte proporcionó evidencia de una época en la que Marte tenía una atmósfera más densa y posiblemente agua líquida en su superficie.

Mientras Insight estaba deshaciendo los misterios sísmicos de Marte, la nave espacial encontró otro sonido inesperado dentro del misterioso planeta. Sonaba casi como una canción infantil. Después de los latidos del corazón de Marte y el suave silbido del viento, ahora era como si Marte estuviera tarareando casualmente. Los astrogeólogos describen este tarareo como una melodía de Marte esperando ser entendida por nosotros.

En comparación con la superficie estéril y rocosa que hasta ahora ha presentado pocas sorpresas, excepto paisajes interminables y muchas rocas, los sonidos del planeta son un auténtico tesoro de nuevos descubrimientos.

Sin lugar a dudas, durante su período de observación de 4 años, el experimento sísmico para la estructura del interior exploró casi todo el interior del planeta Rojo. Al igual que los rayos X, las ondas sísmicas atravesaron el planeta y revelaron, entre otras cosas, que Marte no tiene placas continentales como la Tierra.

Más bien, la superficie parece parecerse a una sola corteza sólida. Los científicos planetarios habían sospechado esto durante mucho tiempo y, gracias a Insight, finalmente se confirmó. La corteza resultó ser mucho más delgada de lo esperado, pero regionalmente tiene dos o incluso tres subcapas.

El espesor de la corteza simple suele ser de alrededor de 20 kilómetros, donde hay dos o tres subcapas, es de hasta 37 kilómetros de espesor. Además de todos estos descubrimientos, Insight también ha estudiado la volátil atmósfera de Marte, ha registrado huracanes y tornados reales y ha recopilado miles de datos sobre la velocidad y dirección del viento.

Gracias a esta información, los científicos ahora tienen una imagen completa del clima y las condiciones meteorológicas en Marte. Estos datos, por supuesto, serán de suma importancia en la preparación de misiones tripuladas a Marte.

Las viviendas para los humanos que algún día estudiarán Marte sobre el terreno deben estar adaptadas de manera óptima a las condiciones climáticas. Ningún ser humano puede sobrevivir en el planeta durante mucho tiempo fuera de un refugio protegido.

El duro clima marciano también se sintió por Insight. Después de sobrevivir a numerosas tormentas de arena, se formaron tantos depósitos que los paneles solares estaban fallando cada vez más. Después de cuatro años de misión exitosa, llegó el final para Insight. El suministro de energía simplemente ya no era suficiente. En diciembre de 2022, la NASA anunció el final oficial de la misión.

En 2022, la NASA anunció un descubrimiento sensacional. El rover Perseverance encontró evidencia de moléculas orgánicas muy cerca de antiguos depósitos de agua.

No fue la primera vez que un rover descubrió una sustancia con apariencia orgánica en el planeta rojo, pero este descubrimiento fue diferente. La evidencia de vida biológica en un lugar donde el agua líquida casi con certeza fluyó alguna vez es una sensación incluso para los astrobiólogos que han estudiado Marte durante décadas.

El hallazgo fue un shock. Con sus instrumentos, el rover marciano tiene la capacidad de identificar sustancias orgánicas y químicas en muestras de roca. Escaneando las moléculas, se revelaron claramente átomos de hidrógeno con átomos de carbono.

El carbono es un componente esencial para la vida y podría indicar actividad biológica. La evidencia de la presencia de sulfatos corrobora esta sospecha, ya que los sulfatos son otra pista para la existencia de formas de vida.

¿Son estas las primeras imágenes de las primeras formas de vida extraterrestres jamás vistas? Es muy probable, y si la sospecha se confirma, este descubrimiento pasará a la historia humana.

Sin embargo, algunos investigadores también instan a la precaución. Las moléculas en el cráter también podrían haber sido formadas por procesos no orgánicos. Los científicos solo podrán responder a esta pregunta con certeza cuando las muestras de roca se lleven de vuelta a la Tierra.

Y eso es precisamente lo que sucederá en solo unos años. La misión de regreso comenzará en 2026 con la misión de retorno de muestras de Marte. Perseverance encontró los rastros de moléculas en el cráter Jezero, donde el rover ha estado buscando rastros de agua y vida desde 2021.

El cráter probablemente se formó hace unos 3,5 mil millones de años. Más tarde, pudo haber sido un lago de cráter y se acumularon sedimentos de arena, tierra y sales. El hallazgo de Perseverance se cree que es la mayor cantidad de moléculas orgánicas recuperadas en Marte hasta la fecha.

En la Tierra, los compuestos moleculares como estos a menudo ocurren en rocas sedimentarias fósiles. Exactamente lo que esto significa aún no está claro. ¿Son los primeros rastros de vida orgánica simple o son estas moléculas todo lo que encontraremos sobre la vida en Marte?

Es uno de los grandes misterios de la exploración espacial si Marte fue habitado y, si es así, en qué medida. Lo que es seguro es que alguna vez ocupó una atmósfera y mucha agua corriente, pero ese período fue hace millones de años y es casi imposible predecir hoy con certeza si ese agua produjo vida superior o incluso plantas.

Si los investigadores encuentran microorganismos todavía vivos en los lagos subglaciales en Marte o si estos microorganismos pueden reconstruirse en base a sus legados, sería un paso hacia la colonización del planeta.

Los microorganismos locales están perfectamente adaptados a las duras condiciones de Marte y al estudiar estos microorganismos, los humanos podemos aprender cómo protegernos contra los diversos peligros climáticos del planeta rojo.

El dispositivo Moxie proporciona oxígeno a los colonos:

Los planes para colonizar Marte han dado otro paso crucial. Suena casi increíble, pero un dispositivo podría convertir el aire marciano en oxígeno. Esto permitiría a los colonos y científicos que serán los primeros en vivir en Marte obtener su aire respirable directamente del medio ambiente.

El dispositivo que realiza este milagro se llama Moxie y funciona separando átomos de oxígeno de moléculas de CO2. El subproducto es monóxido de carbono, que es probable que se libere fácilmente a la atmósfera permanentemente en Marte. Actualmente, el dispositivo es capaz de producir hasta 10 gramos de oxígeno por hora.

En las pruebas iniciales, la producción fue de aproximadamente 5,4 gramos de oxígeno por hora, lo suficiente para permitir que un astronauta respire durante unos 10 minutos. Está claro que esta tecnología necesita mejorarse mucho, pero es solo cuestión de tiempo. Moxie es un comienzo y ya es muy valioso porque puede extraer cantidades virtualmente ilimitadas de oxígeno de las materias primas presentes en la atmósfera marciana.

Además de dióxido de carbono, que representa aproximadamente el 96% de la atmósfera marciana, Moxie utiliza la roca marciana regolito. Se utiliza un proceso especial para extraer oxígeno de este mineral y, en combinación con hidrógeno, el dispositivo incluso puede producir combustible de hidrógeno a partir de regolito. Esto a su vez está destinado a servir como combustible o agente de calentamiento en Marte.

Actualmente, NASA y el CEO de SpaceX, Elon Musk, están siguiendo con entusiasmo los descubrimientos de los científicos. Elon Musk quiere enviar a los primeros humanos a Marte tan pronto como en 2029. Cualquier progreso en los suministros básicos y la seguridad para los humanos significa que se cumplirá este plazo. La nave espacial Starship se encuentra actualmente en pruebas intensivas.

Aún no está claro si la nave espacial de Elon Musk podrá transportar suministros suficientes de materiales y, en última instancia, humanos a Marte. Los primeros vuelos de prueba tuvieron lugar cerca de la Tierra. Pronto, la Starship volará a los humanos a la Luna y el siguiente paso será la entrega de materiales en ruta a Marte como parte de un vuelo no tripulado. El espíritu emprendedor y el deseo de Elon Musk de colonizar el espacio han dejado su huella en NASA.

Bajo el presidente Barack Obama, NASA reanudó un antiguo programa para colonizar la Luna. El proyecto Artemis recibió fondos del Senado y ya han tenido lugar los primeros vuelos no tripulados a la Luna. Artemis está destinado a ser la carrera de salida para el movimiento de la humanidad hacia el espacio. La estación lunar tripulada sirve como una prueba cercana a la Tierra de cuánto tiempo pueden permanecer los humanos en un cuerpo celeste extraterrestre sin sufrir daños a largo plazo.

La Luna ya se considera en gran medida segura porque las naves espaciales modernas pueden estar en el lugar en tan solo tres días y evacuar a las personas en caso de emergencia. Además de una estación lunar en la superficie, Artemis constará de una estación espacial en órbita alrededor de la Luna. Ambas estaciones estarán tripuladas permanentemente por humanos.

Si la colonización de Marte puede comenzar, las estaciones Artemis en la Luna servirán como estaciones de aterrizaje intermedio, SES o de reabastecimiento de combustible. Si todo va según lo planeado, los astronautas aterrizarán en la superficie lunar como parte de la misión Artemis 3 en 2025 o 2027. La NASA también planea enviar una misión tripulada a Marte para 2040.

Si la NASA y SpaceX unirán fuerzas aquí, no está claro actualmente. Lo que está muy claro es que ni SpaceX ni la NASA tendrán problemas para encontrar personas que quieran ser colonos en el espacio. Además de astronautas profesionales, científicos, médicos y personas comunes se trasladarán gradualmente al espacio. Los preparativos están en plena marcha.

La NASA ya está entrenando a los primeros astronautas y buscando profesionales médicos que quieran ser los primeros humanos en vivir en la luna. Instalaciones técnicas y invernaderos se están probando en la Antártida y otras zonas extremas. Hasta ahora, los resultados son buenos. Sin embargo, ni mucho menos todos los obstáculos han sido despejados del camino.

En la Luna, los colonos pueden ser suministrados muy bien desde la Tierra, pero los primeros humanos en Marte estarán en gran medida por su cuenta después del vuelo. Los colonos tendrán que establecerse en Marte en condiciones extremadamente difíciles.

Nadie sabe aún cómo el sistema nervioso o el organismo de los humanos reaccionará a las condiciones en Marte. Según los expertos, la primera tripulación probablemente aterrizará cerca del ecuador marciano. Los cañones de agua helada en el Valles Marineris serían el lugar de aterrizaje perfecto.

El hielo solo necesita derretirse y el agua estará disponible para beber, cultivar cultivos y satisfacer las necesidades del hogar en cantidades casi ilimitadas. Los colonos deberán usar permanentemente trajes espaciales y ser suministrados con oxígeno. El aire marciano puede consistir en una mezcla tóxica de dióxido de carbono, nitrógeno y argón.

Queda la cuestión del regreso de los colonos a Marte. Si los humanos solo pueden soportar las condiciones durante unos meses o años, las tripulaciones tendrán que ser reemplazadas regularmente. Los humanos también deberían poder salir de Marte rápidamente en caso de emergencia. Elon Musk está planeando una fábrica completa para esto, produciendo cohetes y el combustible necesario para ellos directamente en Marte.

Todo esto suena fantástico y un poco como ciencia ficción, pero en solo unos años esto podría ser una realidad. Por supuesto, con toda esta emoción, también debemos preguntarnos qué tan lejos está Marte realmente.

Las erupciones volcánicas en Marte cesaron hace mucho tiempo. El interior del planeta se enfrió y solidificó, debilitando el campo magnético. Los vientos solares soplaron la atmósfera y el agua restante se congeló. La actividad geológica ha sido menor en Marte desde entonces. Sin embargo, el planeta no está muerto. Recientemente, Marte se ha vuelto más activo y, dicho de otra manera, los investigadores pueden haber notado más actividad de Marte de lo que era antes.

Todo cambió cuando los astrónomos examinaron miles de imágenes de la región ecuatorial de Marte. Estas imágenes fueron tomadas entre 2006 y 2020 por el Orbitador de Reconocimiento de Marte de la NASA. La cámara de altura tomó las imágenes a una altitud de 300 kilómetros sobre la superficie marciana. Las magnificaciones permiten a los investigadores distinguir y estudiar objetos individuales tan pequeños como 1 metro.

El estudio reveló una gran cantidad de deslizamientos de tierra y avalanchas de escombros en las laderas de los volcanes marcianos. Los científicos descubrieron más de 4.500 rastros de rocas que muestran signos de un fuerte terremoto.

Aproximadamente un tercio de las huellas no estaban presentes en imágenes tomadas antes de 2006, lo que sugiere que se formaron más tarde. Es obvio que solo un temblor muy fuerte en el subsuelo podría mover estas rocas enormes. Aunque ha habido signos de terremotos leves en Marte, evidencia de temblores de esta magnitud aún no se ha encontrado en Marte.

Las tormentas marcianas son un problema conocido. Estacionalmente, tormentas extremas azotan y agitan la arena y el polvo en la superficie marciana. Actualmente, los investigadores ya están buscando los sitios de aterrizaje y asentamiento que ofrecen la mayor seguridad a los humanos a medida que las tormentas rugen por Marte. Ningún lugar es 100% seguro. Presumiblemente, las casas marcianas que están medio bajo tierra y ancladas de forma segura al suelo ofrecerán las mejores condiciones en cráteres o valles protegidos del viento.

Podrías pensar que la NASA y SpaceX son competidores en el campo de la exploración espacial, pero no es así. Es cierto que Elon Musk y los mandos de la NASA no siempre están de acuerdo, pero eso no quiere decir que las dos compañías no tengan nada que ver la una con la otra.

Por el contrario, desde que la NASA tuvo que detener por completo el programa del transbordador espacial después de los devastadores accidentes del Challenger y Columbia, son exclusivamente los transbordadores espaciales Dragon de SpaceX los que realizan vuelos tripulados y no tripulados a la Estación Espacial Internacional (EEI).

Elon Musk trabaja como un subcontratista exitoso de la NASA, por así decirlo, y la NASA está más que contenta de tener un transbordador espacial operativo disponible en estos tiempos. Los transbordadores espaciales Challenger y Columbia se estrellaron en circunstancias dramáticas y, en el caso del Columbia, sin duda debido a la fatiga del material.

Desafortunadamente, la NASA no había logrado adaptar sus transbordadores espaciales a lo largo de los años y, de alguna manera, nadie en la NASA tuvo la idea de trabajar en un nuevo transbordador espacial funcional, por lo que Elon Musk con su compañía SpaceX llegó justo a tiempo.

Dado que los cohetes Falcon de SpaceX también tienen aproximadamente la mitad de los precios de los modelos antiguos de la NASA, es muy posible que Space X pronto entregue cohetes a la NASA en serie. Por ahora, entonces, tenemos más cooperación que competencia.

En contraste con SpaceX, la NASA no tiene el vuelo espacial tripulado en su radar ni tiene sistemas de cohetes mejorados. La NASA se concentra por completo en explorar el sistema solar con varias sondas.

El segundo gran proyecto de la NASA es el nuevo telescopio James Webb, que investigará los orígenes del espacio y la existencia de exoplanetas.

Es posible que el futuro de los vuelos espaciales tripulados y la colonización de Marte esté completamente en manos de los nuevos pioneros espaciales privados. Aunque Musk sigue expresando confianza y aferrándose a sus planes de colonización de Marte, están llegando claras advertencias de la NASA que podrían echar por tierra los planes de Musk.

Después de todo, ¿por qué la NASA y Elon Musk deben seguir cooperando en la exploración de Marte?:

La NASA ha estado a la vanguardia en la exploración de Marte. Después de todo, la agencia espacial más grande del mundo ya ha enviado innumerables sondas al planeta rojo y fue la primera en colocar rovers en la superficie de Marte. Todo comenzó con los todavía muy simples Sojourner, seguido por Spirit y Opportunity.

Actualmente, los rover Curiosity y Perseverance siguen activos en Marte. Durante todas las misiones, la NASA ha recopilado una cantidad increíble de datos y conocimientos sobre Marte. Si Elon Musk quiere enviar personas a Marte, no podrá hacerlo sin el conocimiento de la NASA. Si los científicos de la NASA estarán dispuestos a embarcarse en el viaje hacia lo desconocido en las circunstancias dadas, puede ser dudoso.

Existen buenas razones para no enviar humanos a Marte:

Aunque la NASA tenía planes de dirigirse a Marte con naves espaciales tripuladas mucho antes que Musk, esos planes se han suspendido indefinidamente. El viaje se considera demasiado largo, las condiciones en la superficie marciana demasiado impredecibles y los peligros de la radiación con demasiado riesgo.

Los humanos viajarán en una nave espacial durante 5 meses antes de llegar a Marte. Actualmente, la NASA y otras agencias espaciales como la Agencia Espacial Europea dejan a sus astronautas en el espacio durante un máximo de 6 meses.

Después de eso, existen riesgos incalculables debido a la ingravidez, la radiación y las condiciones de vida desconocidas. En el caso de los astronautas, efectos tan amenazantes como la atrofia muscular, un cambio grave en el globo ocular y trastornos sensoriales ya han aparecido después de estancias relativamente cortas en el espacio. El tiempo de viaje de 5 meses llevaría a los pioneros marcianos a sus límites.

En el terreno, los colonos probablemente encontrarían poco descanso al principio junto a condiciones extremas. El cuerpo humano se sentiría mucho más ligero en Marte. A largo plazo, la gravedad más baja podría causar problemas de coordinación y dificultades con la densidad ósea. Nadie sabe aún cuáles serían los efectos físicos a largo plazo, así como los psicológicos, de la vida en Marte.

El siguiente problema que subestima Musk es la imposibilidad de traer a la gente de vuelta. Lanzar un cohete desde Marte para enviar una nave espacial hacia la Tierra podría ser posible después de muchos, muchos años de colonización de Marte, pero no en los primeros días. Una cápsula espacial controlada desde la Tierra podría, de hecho, traer de vuelta a colonos y científicos.

Sin embargo, el costo, el tiempo de viaje y la disponibilidad son otros riesgos, ya que Marte solo es fácilmente accesible desde la Tierra cada pocos años. Si esa ventana se cierra, los humanos tendrían que pasar años para regresar a la Tierra desde Marte.

La NASA seguirá confiando en los rovers durante bastante tiempo:

No es un secreto que la NASA cree que los planes de Musk son apresurados e incluso peligrosos. La NASA seguirá confiando en los rovers para explorar Marte durante bastante tiempo. Es comparativamente barato y las misiones no representan ningún peligro para los humanos. Los rovers todavía están buscando las condiciones básicas para la vida en Marte.

Curiosity aterrizó en 2012 y solo ha recorrido unos 27 kilómetros en todo su tiempo de misión. Por ahora, la velocidad máxima del rover es de 30 metros por hora. La mayor parte del tiempo no se mueve mucho y en cambio toma muestras de suelo, las evalúa y envía datos y fotos de vuelta a la Tierra para que los científicos las analicen.

En el proceso, Curiosity encontró cosas increíbles. Seis de las 24 muestras de roca ya tomadas contienen azufre, nitrógeno, oxígeno, fósforo y carbono. Todos estos elementos apuntan claramente a un pasado pantanoso como un lugar fértil. Dentro de las estructuras de carbono, incluso se encontraron isótopos que están claramente relacionados con la vida en la Tierra.

Hay tres isótopos de carbono en la Tierra: C12 y C13, que son estables, y C14, que es un radionucleido inestable. Cuando se trata de isótopos de carbono, la vida siempre prefiere el C12. Está involucrado en importantes procesos en la naturaleza y también en nuestros cuerpos, como la fotosíntesis o en el metabolismo de los alimentos.

En algunos casos, se encontraron 70 unidades más de C12 en las muestras que en una muestra comparable de la Tierra. Esto se puede llamar una «super firma biológica», sin embargo, aún no hay evidencia o mejor prueba de que los isótopos de carbono C12 tengan la misma importancia en Marte que en la Tierra. Sin embargo, los científicos ya han desarrollado un modelo coherente para esto.

Según este modelo, las bacterias fueron las responsables de la firma de carbono aprovechando el metano liberado. Este metano migró a la atmósfera marciana, donde las estructuras fueron convertidas por la luz ultravioleta en moléculas más grandes y complejas. Estas moléculas podrían haberse depositado entonces en la superficie de Marte y formado las estructuras visibles hoy en día.

Una explicación más fantástica, por supuesto, sería que hubo vida biológica en Marte, incluso en forma compleja. Las simulaciones por computadora ya demuestran que Marte pudo haber sido una vez un mundo acuático con vegetación y una atmósfera densa. Queda por ver si Curiosity encontrará más rastros y evidencia de vida.

A los 10 años, el Rover Curiosity ha superado su vida operativa, pero gracias a un innovador método de propulsión que utiliza la electricidad generada por el calor del decaimiento radiactivo del plutonio, Curiosity sigue rodando y explorando.

Además de los datos científicos puramente, también nos deleitamos a menudo con las divertidas selfies que este exitoso Rover se toma de sí mismo. El hermano gemelo de Curiosity, Perseverance, también le gusta tomarse selfies y, a primera vista, los dos son realmente indistinguibles entre sí.

Si no fuera por el pequeño compañero volador de Perseverance, Ingenuity, el primer helicóptero marciano que siempre ha estado al lado del Rover desde que comenzó la misión en 2021, a unos 1.800 metros de Curiosity.

Perseverance también está buscando rastros de vida y antiguos depósitos de agua en el cráter Jezero. Por primera vez, la misión también planea enviar muestras de rocas de Marte a la Tierra.

De este calendario, parece que la NASA todavía está estudiando rocas, mientras que Musk quiere enviar las primeras unidades de construcción para casas marcianas al planeta rojo. Esto suena un poco extraño y Elon Musk debe enfrentar otro obstáculo: el agua en Marte.

A largo plazo, los colonos marcianos tendrán dificultades si no hay agua disponible en el planeta. Si bien sería posible volar cierta cantidad de agua a Marte, sería muy caro porque el agua es pesada y siempre tendría que tratarse perfectamente en el sitio, de lo contrario se perderían vidas.

Mientras tanto, se ha detectado agua congelada con bastante fiabilidad en Marte. Sin embargo, aún es cuestionable si los humanos podrían usar esta agua para sí mismos y cómo los colonos y científicos marcianos podrían acceder a ella. Se han encontrado depósitos en rocas y la mayor parte del agua probablemente esté disponible en los polos.

Sabemos que en la Tierra los polos solo son accesibles en condiciones extremas y sería casi imposible que los colonos marcianos aprovecharan los polos como fuentes. De lo contrario, Marte está cubierto de dióxido de carbono congelado en montañas y polos.

Actualmente, las condiciones físicas y químicas en la superficie marciana no permiten la presencia permanente de agua líquida. Sin embargo, los investigadores creen que es posible extraer humedad y agua de efectos como las heladas matutinas a través de sales higroscópicas cerca de la superficie.

Sería responsabilidad de los primeros humanos en Marte investigar estos mismos aspectos en detalle y realizar pruebas. A pesar de estas advertencias y obstáculos, Elon Musk no se da por vencido. Como director de Tesla, el visionario ya ha demostrado al mundo una vez que la terquedad puede llevar al objetivo. Este hombre no se deja detener y, mientras tanto, ya tiene un plan listo para devolverle a Marte su atmósfera protectora.

Musk quiere calentar ambos polos de Marte con armas nucleares y crear, si es necesario, una atmósfera artificial con la ayuda de cohetes. De hecho, la NASA también tuvo un plan similar en la década de 1990 que preveía algo similar a través de un efecto invernadero artificial.

Es posible que se pueda convertir a Marte de nuevo en un mundo acuático. Estos Conceptos, conocidos como terraformación, podrían resolver algunos de los problemas de los colonos marcianos si funcionaran al mismo tiempo. Sin embargo, representan una intervención masiva en la naturaleza de un planeta sobre el que sabemos comparativamente poco.

Se han formado opiniones en nuestras mentes de que Marte es un planeta polvoriento y seco con solo unos pocos montones de rocas, sin rastros de vida, sin agua y, por lo que parece, sin civilizaciones marcianas extintas. Sin embargo, Marte no es aburrido en absoluto.

Las personas que quieren colonizar este planeta enfrentan desafíos, peligros y también paisajes nunca antes vistos. La gente que se baje de la nave espacial en Marte sentirá primero la atmósfera delgada. Los cuerpos son más ligeros debido a la menor gravedad y los días son más oscuros debido a la distancia del Sol. Al mismo tiempo, una fuerte radiación penetra en la superficie desde el espacio.

Un bronceado marciano en un día soleado de primavera probablemente terminaría en quemaduras graves sin un traje protector. Los colonos marcianos también tendrían que contar con tormentas de polvo tan fuertes estacionalmente que no podrían salir de sus unidades de vivienda durante días. La vida se llevaría a cabo en dos mundos: el interior de las unidades de vida y trabajo enriquecidas con oxígeno y con aire acondicionado, y el exterior de estas áreas protegidas.

Fuera de las puertas, estas personas encontrarían paisajes y aventuras sin igual. Estos primeros colonos marcianos tendrían un planeta entero para ellos, paz, silencio, llanuras grandiosas, cañones gigantes y muchos objetivos de investigación.

El objetivo del asentamiento en Marte no es solo establecer a los humanos en Marte. Los primeros colonos marcianos deben estudiar el planeta más de cerca y averiguar si este planeta puede ser un reemplazo o complemento a largo plazo de nuestro mundo hogareño. Los primeros científicos en Marte tendrían la tarea de encontrar dónde está el agua en Marte y cómo se puede aprovechar.

Tendrían que determinar si la agricultura es posible en el suelo marciano y cómo el clima y las condiciones afectan a las entidades orgánicas como los humanos, los animales y las plantas. No sabemos todo esto en este momento y la NASA y Elon Musk están siguiendo con fascinación los últimos hallazgos de las misiones no tripuladas a Marte.

Algunos de estos últimos descubrimientos dan ánimo para abordar la colonización de Marte y otros son tan aterradores que podrían amenazar seriamente a los hombres.

Los científicos sueñan con visitar estos lugares:

Una cosa es clara: si Elon Musk lleva a los primeros humanos a Marte en los próximos 10 o 20 años, ciertamente no tendrá que buscar lejos. Astronautas, voluntarios y científicos probablemente ya estén haciendo cola para ser parte de este evento único. Los investigadores, en particular, están ansiosos por estar finalmente presentes en Marte en persona y visitar todos los lugares maravillosos que solo han visto en fotos o en transmisiones en vivo desde los rovers marcianos.

Entre los lugares más emocionantes de Marte se encuentra Olympus mons, a 27 kilómetros de altura. El volcán escudo es la montaña más grande del sistema solar. El valle Marineris es el sistema de fallas más grande que se conoce en cualquier planeta hasta la fecha, que se extiende una increíble distancia de 4.000 kilómetros de este a oeste.

Numerosos valles, grietas y cuencas parecen haber sido formados por el agua. Docenas de astrogeólogos y expertos en Marte darían mucho por poder visitar este lugar fantástico una vez en persona.

En el hemisferio norte de Marte, los investigadores se encontrarían con numerosos cráteres de origen volcánico. A diferencia de la Tierra, estos no escupen lava caliente, sino una mezcla de lodo. También podría estar lleno de agua y posiblemente albergar formas de vida simples como bacterias, pero no lo sabremos con certeza hasta que podamos tomar muestras.

La búsqueda de agua:

Durante mucho tiempo pareció que no había agua en absoluto en Marte, pero luego las noticias comenzaron a llegar. Finalmente se pudieron encontrar rastros de agua en todas partes. En 2007, el orbitador Mars Express de la ESA detectó el depósito de agua más grande y más importante en Marte hasta la fecha. Las mediciones mostraron que el agua se almacena en varias capas congeladas en el polo sur de Marte.

Las masas de agua son tan enormes que en su estado congelado cubrirían todo el planeta con una capa de agua de 11 metros de profundidad. Esto apoya los cálculos de modelos que sugieren que Marte pudo haber sido un mundo acuático fértil hace varios millones de años.

Una vez derretido, los cañones y cráteres de Marte se llenarían de agua nuevamente. Por supuesto, los investigadores en la Tierra querrían saber qué le sucedió a Marte para que cambiara de tal manera que hoy toda el agua esté atada, escondida en las profundidades o congelada.

Suelo fértil en Marte:

La roca marciana es en su mayoría regolito. Este se encuentra en todos los planetas rocosos del sistema solar y el regolito es también la base de la Tierra en nuestro planeta natal.

El regolito es estrictamente hablando una mezcla de óxidos minerales. La composición exacta de silicio, hierro, titanio, aluminio, magnesio y otros elementos puede variar en Marte. El contenido de hierro es muy alto. El suelo marciano se vuelve rojo por oxidación y este proceso químico es claramente una prueba de que debe haber habido humedad en la superficie de Marte.

Si Marte carece de formas de vida como microbios y bacterias, el suelo marciano tendría que enriquecerse nuevamente para ser fértil y que las plantas prosperen. Si has visto la película «The Martian», sabes que esto se podría lograr fácilmente a través de las excreciones de los colonos marcianos. Los planes de Musk incluyen establecer estaciones de investigación agrícola en Marte primero. Los ensayos preliminares ya están en marcha.

Los trozos de piedra que ya has visto en numerosas fotografías de Marte son granito, una roca de origen volcánico que también es muy común aquí. Construimos con granito y lo procesamos para hacer escaleras, aceras, bancos e incluso, en tiempos anteriores, se utilizaba en la construcción de casas.

El Insight Lander de la NASA está investigando actualmente cómo está exactamente estructurado la superficie de Marte, qué tan gruesa es la capa de polvo y si hay rastros de vida.

Este laboratorio de investigación volador está equipado con un taladro especial que puede excavar hasta 5 metros de profundidad en el suelo marciano. Lo inquietante hasta ahora es que Insight no ha encontrado ni un solo rastro de microbios o vida en el proceso. Por lo tanto, las perspectivas de que Marte alguna vez fuera un planeta amigable y habitable están desapareciendo.

Terremotos marcianos, viento y tormentas extremas:

Cuando hay tormenta en Marte, no es suficiente simplemente ponerse una chaqueta impermeable y abrigada y salir un rato. De todos modos, las tormentas marcianas son verdaderos gigantes, fácilmente tomando las dimensiones de continentes terrestres. Envuelve la superficie marciana en una espesa capa de polvo durante semanas o meses a la vez.

Este aspecto está causando dolores de cabeza a los investigadores y Elon Musk en sus planes para colonizar Marte. No solo estas tormentas azotan Marte a velocidades de hasta 400 kilómetros por hora, sino que el polvo fino también se deposita en equipos técnicos. En 2018, el rover marciano Perseverance también sintió los efectos. Después de una tormenta de polvo masiva, el Rover tuvo problemas para ponerse en marcha nuevamente.

Perseverance había tenido suerte una vez más. Los rovers Spirit y Opportunity se perdieron en 2007 y 2018, respectivamente, después de tormentas de polvo. Cómo proteger a los futuros residentes de Marte de este peligro se está considerando actualmente.

Los diseños de las cápsulas de vida y las casas marcianas previstas deben adaptarse a estas condiciones extremas y debe asegurarse al 100% que el polvo marciano no pueda destruir los sistemas de ventilación y el suministro de oxígeno de los colonos.

El juego de colores que experimenta Marte durante la temporada de tormentas inspiró a los astrónomos terrestres de la Edad Media a creer que había estaciones en Marte. De alguna manera, esto es cierto, pero son bastante diferentes de las nuestras y más extremas. Cuando Marte está más cerca del Sol, la hemisferio sur experimenta veranos cálidos. El norte, por otro lado, se caracteriza por un frío helado y inviernos extremos con temperaturas tan bajas como -100°C.

Los días de verano templados llegan a los 20°C en el ecuador. En general, el promedio anual en todo el planeta es de -63°C. Esto no parece realmente atractivo para los colonos marcianos, pero en casas con aire acondicionado y con trajes protectores, los humanos podrían soportar las condiciones muy bien. No obstante, por supuesto, los primeros asentamientos deben construirse en regiones marcianas con clima favorable.

Peligro de las lunas de Marte:

En la Tierra, la luna proporciona una interacción gravitacional que también da forma a nuestras estaciones. Marte también tiene dos lunas, pero son mucho demasiado pequeñas para tener una influencia estabilizadora. Phobos y Deimos también parecen más patatas deformadas que lunas reales. Los investigadores sospechan que los satélites, que solo miden 27 y 15 kilómetros de circunferencia, son trozos de hielo, roca y polvo.

Las lunas fueron nombradas después de los hijos del dios griego de la guerra Ares, que es el homólogo del romano Marte. Phobos significa «Temor» y Deimos significa «Pánico». De hecho, hay algo aterrador sobre Phobos. Los investigadores encontraron que el objeto que hoy parece una luna no se originó en las cercanías de Marte. Presumiblemente, Phobos fue una vez un asteroide y se quedó atrapado en la órbita de Marte hace millones de años.

Phobos no orbita Marte en una órbita fija, sino que se acerca a su planeta en pequeños incrementos. Eventualmente chocará con Marte en 15 millones de años. El impacto de una luna de 27 kilómetros podría sacudir Marte considerablemente. En comparación, el asteroide que exterminó a los dinosaurios y causó una catástrofe global tenía solo 15 kilómetros de diámetro.

El sorprendente descubrimiento de Marte nuevamente desvaneció un poco de esperanza de que Marte pudiera ser un planeta habitable. El rover Perseverance fue enviado a Marte con el claro objetivo de encontrar rastros de agua. El objetivo no es solo detectar depósitos de agua actualmente existentes, sino también investigar los rastros de formaciones rocosas que indican cursos de agua anteriores o depósitos de agua como lagos, manantiales u océanos.

Según los últimos hallazgos, en Marte hubo grandes cantidades de agua en algún momento. Estos pueden haber retrocedido bajo tierra después de la evaporación de la atmósfera marciana y otros cambios dramáticos. Además de buscar agua, el Rover recolectará rocas y las enviará de vuelta a la Tierra en una misión de recuperación única.

Sin embargo, esto aún queda muy lejos. La misión de seguimiento que devolverá las rocas a la Tierra no comenzará hasta dentro de 4 años como mínimo.

 

El Ingenuity viajó a Marte en el vientre del Perseverance. El pequeño helicóptero, que se parece un poco a una libélula, tenía un solo objetivo: los investigadores en la Tierra querían saber si un objeto volador artificial podía volar en Marte.

Esto puede parecer un poco extraño al principio, pero si sabe que las condiciones aeronáuticas en Marte son muy diferentes a las de la Tierra debido a la atmósfera más delgada y la gravedad menos potente, entenderá que un diseño de helicóptero terrestre no es necesariamente adecuado para Marte. Un helicóptero que pesa varias toneladas solo puede despegar en la Tierra si supera ciertos factores físicos o utiliza las fuerzas dominantes a su favor durante su vuelo.

La fuerza de gravedad de Marte es solo de aproximadamente el 38% de la de la Tierra, por lo que un objeto volador debería poder despegar mucho más fácilmente que en la Tierra. Al mismo tiempo, sin embargo, no es nada fácil elevar un objeto volador en la atmósfera marciana, que es 330 veces más delgada que la terrestre. El Ingenuity pesa solo unas 2,2 kilogramos y sus rotores pueden girar a 2.400 revoluciones por segundo.

Esto significa que el helicóptero marciano gira 10 veces más rápido que cualquier helicóptero terrestre. A pesar de una preparación exhaustiva, prácticamente nadie en la Tierra sabía al comienzo de la misión si el helicóptero sería capaz de volar en absoluto.

Y entonces, el pequeño Ingenuity no solo sorprendió a sus diseñadores, sino que también inauguró una nueva era de exploración de Marte.

El aterrizaje de Ingenuity en Marte se produjo el 13 de abril de 2021.

El Perseverance dejó caer al Ingenuity, que para entonces se había plegado a un tamaño miniatura, de su vientre. El helicóptero se posó entonces sobre sus dos pies por primera vez.

Tardó diez días completos en desplegar por completo y ajustar la tecnología y en cargar las baterías del Ingenuity. Además, el clima marciano tenía que ser perfecto para que el helicóptero despegara por primera vez. El 19 de abril llegó el momento. El primer vuelo de Ingenuity fue de solo unos 3 metros de altura y duró 30 segundos, pero tan corto como pudo haber sido el vuelo, fue perfecto y representó un momento histórico.

Nunca antes un artefacto humano volador había despegado en un planeta diferente a la Tierra. Esta imagen fue tomada por el Ingenuity mismo durante su primer vuelo. Se puede ver la sombra debajo del helicóptero. Al segundo día, el helicóptero volaba más lejos y el Perseverance filmaba los vuelos de su propio pequeño compañero.

En las semanas siguientes, el helicóptero partió una y otra vez para realizar pequeños vuelos turísticos en el cráter Jezero, donde había sido depositado junto al Perseverance. El cráter podría haber sido una vez un cráter de impacto de un asteroide que luego se llenó de agua, como se indica en imágenes tomadas por otras misiones a Marte. Algunos rastros de roca podrían incluso ser evidencia de bacterias o microbios vermiformes.

El Perseverance está destinado a investigar exactamente eso en los próximos años. El hecho de que estará acompañado por Ingenuity no fue planeado en absoluto. La misión del helicóptero debía completarse después de 30 días. Nadie esperaba que la construcción fuera tan duradera.

Incluso después de los primeros vuelos exitosos, el valor real del helicóptero se hizo evidente. Con un rango mucho más amplio que el Perseverance, el helicóptero pronto pudo localizar los mejores lugares en el cráter que el Perseverance habría tardado días o semanas en alcanzar.

El Ingenuity encontró pistas que apuntan a un antiguo canal de agua. Si no supiéramos mejor sobre la Tierra, incluso podríamos pensar que estas formaciones son los restos de un camino viejo. También son muy visibles en las imágenes del Ingenuity los cráteres que alguna vez podrían haber estado llenos de agua.

Durante su quinto vuelo en julio de 2021, Ingenuity descubrió más evidencia de formaciones rocosas que proporcionan información valiosa sobre el pasado de Marte. Gracias a los vuelos del Ingenuity, los investigadores de la NASA pudieron pronto inspeccionar un campo en el cráter tan ancho como jamás habían soñado.

Luego, en el verano de 2021, surgieron problemas importantes con un sensor y el control remoto del helicóptero. Los pesimistas pensaron que la misión estaba en sus últimas etapas. Pero el Ingenuity se mantuvo fiel a su nombre. El pequeño helicóptero superó todos los problemas y despegó una y otra vez para vuelos cada vez más largos.

La altitud de vuelo del Ingenuity es solo de 10 metros. Inicialmente, el helicóptero solo podía volar unos pocos metros a la vez, pero en su vuelo récord, Ingenuity finalmente recorrió 670 metros en pocos minutos.

Perseverance se mueve muy lentamente, a 0,11 kilómetros por hora. Para recorrer 6.4 metros, el vehículo de exploración de 1.025 kilómetros necesita hasta media hora. El rover terrestre tiene pocas posibilidades de recorrer distancias más largas, pero eso no es un problema para el Ingenuity.

Ingenuity se ha convertido ahora en el compañero permanente y coexplorador del rover marciano Perseverance. Gracias a esta colaboración entre un explorador volador y un rover terrestre, las misiones a Marte podrían ser mucho más exitosas y fáciles en el futuro. Las imágenes a vista de pájaro permitirán a los científicos de la NASA estar en dos lugares en Marte al mismo tiempo.

Los helicópteros también podrían explorar áreas de Marte que no son accesibles para los rovers. ¿Quién sabe? En el futuro, NASA incluso podría construir combinaciones de helicópteros y robots ultraligeros que incluso podrían tomar muestras de rocas o materiales cuando estén cargados. Este tipo de exploración se está discutiendo ahora para otros planetas, especialmente para las lunas de Saturno Titán y Encelado.

Vuelo de aniversario el 19 de abril de 2022:

Nadie lo hubiera pensado al principio de la misión. El 19 de abril de 2022, el proyecto sorpresa Ingenuity despegó en su vuelo de aniversario. En el proceso, el helicóptero volvió a entregar una toma que causó sorpresa en la Tierra.

Desafortunadamente, esta imagen no muestra un platillo volador estrellado ni el domo de una casa marciana. Los escombros en la foto formaban parte del escudo térmico que utilizó Perseverance para flotar hacia la superficie de Marte.

¿Qué más encontró Ingenuity en abril de este año?:

Ingenuity estudió estas capas rocosas inclinadas, cuya aparición en la superficie marciana es una anomalía geológica absoluta. Gracias a la fotografía aérea, los investigadores pueden comparar de manera óptima las dos líneas de cresta inclinadas. Los hallazgos podrían ayudar a comprender mejor la historia de la formación y el pasado del cráter Jezero.

Extraño hallazgo de Perseverance:

Perseverance e Ingenuity han estado en la superficie de Marte durante un año y medio. Por supuesto, los investigadores en la Tierra siempre esperan secretamente un hallazgo revolucionario o particularmente emocionante. ¿Qué pasaría si aparecieran rastros de una civilización perdida o de criaturas más grandes, como animales, en algún lugar de la superficie de Marte?

Los investigadores de la NASA en el centro de control están observando las imágenes y los datos enviados por Perseverance e Ingenuity casi a todas horas. Cuando este objeto apareció en una imagen del rover, todos contuvieron la respiración.

Esta extraña estructura destaca completamente de todas las demás apariciones en la superficie de Marte. Se parece a un pedazo de cuerda, una vieja línea de pesca o incluso a una criatura similar al coral del mar. Probablemente ninguno de estos objetos podría encontrarse en la superficie de Marte, pero ¿qué era entonces?

Finalmente, los investigadores en la Tierra acordaron que la imagen probablemente muestra un pedazo de cuerda que vino de los paracaídas que se utilizaron para posponer Perseverance.

Vez tras vez, imágenes como estas causan sensación en la Tierra. En 2014, el rover marciano Curiosity pudo capturar esta imagen de un objeto que parecía sospechosamente un hueso. Pero las especulaciones de que podría haber evidencia de vida en Marte fueron negadas poco después de que se lanzara la imagen. Los científicos dijeron que solo era una roca.

Sin embargo, la mayoría de los astrónomos terrestres insiste en el hecho de que solo puede haber rastros de microbios u otros pequeños seres vivos en Marte. A pesar de ello, existen cálculos de modelos que indican que Marte fue un mundo acuático con una atmósfera similar a la nuestra hace muchos millones de años. ç

Si estas teorías son correctas, es posible que hubiera vegetación y seres vivos más grandes en Marte. No es descartable que los restos de estos seres vivos todavía estén enterrados a varios pies de profundidad bajo la superficie de Marte, de forma completamente análoga a los huesos de los dinosaurios extintos hace muchos millones de años.

¿Qué sucede después? Se esperan muchas sorpresas de Perseverance e Ingenuity en los próximos meses. Esto es claro: el pequeño helicóptero todavía está volando. El helicóptero completó su vuelo 60 el 28 de diciembre de 2023.

¿Cuánto tiempo estarán Perseverance e Ingenuity juntos en Marte? Actualmente es una pregunta abierta, ya que el helicóptero ya ha superado con creces todos los requisitos que se le impusieron. Los científicos simplemente se deleitan con cada vuelo exitoso adicional.

La misión de Perseverance estaba programada para al menos un año marciano, que equivale a unos 687 días terrestres. Esto significa que Perseverance ya ha completado gran parte de su misión, pero es muy probable que el Rover esté en funcionamiento durante mucho más tiempo. Su predecesor, Curiosity, rodó sobre el suelo marciano durante más de 10 años.

Independientemente de cuánto tiempo esté en funcionamiento el Rover, el mayor logro de este proyecto excepcional será hacia finales de la década, cuando la misión de retorno de muestras de Marte devuelva las muestras de rocas recolectadas a la Tierra. Si Ingenuity seguirá volando entonces está escrito en las estrellas.

Te puede interesar:

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba