Tecnología

🤖 La Inteligencia Artificial en el Futuro [ 🎬 DOCUMENTAL ]

¡Así podríamos usar la Inteligencia Artificial en el FUTURO!

A lo largo de la historia, los avances tecnológicos revolucionarios a menudo han provocado profundas ansiedades sobre sus consecuencias. La Revolución Industrial sirve como un ejemplo notable. En aquel entonces, cuando las máquinas y las fábricas comenzaron a remodelar la sociedad, la gente se vio envuelta en temores de desempleo generalizado, explotación de los trabajadores y trastornos sociales. Se sentía como el fin del mundo tal como lo conocían.

Pero como pronto descubriremos, la historia tiene una forma de sorprendernos. La Revolución Industrial, a pesar de sus desafíos iniciales, resultó ser una fuerza impulsora del cambio positivo. Creó industrias completamente nuevas, generó más empleos de los que desplazó y mejoró los niveles de vida de muchos.

Ahora, avanzamos rápidamente hasta el día de hoy y nos encontramos en una situación similar con la Inteligencia Artificial. Así como las personas alguna vez temieron a las máquinas, hoy en día existen preocupaciones sobre la IA que reemplaza los trabajos humanos, problemas de privacidad e incluso amenazas existenciales. Sin embargo, aquí está el giro intrigante: la IA podría estar siguiendo el mismo camino que la Revolución Industrial… ¡tal vez!

En este video, les mostraré cómo la IA podría tener el potencial de mejorar nuestras vidas de maneras que apenas podemos imaginar. ¡Vamos!

El documental:

La Inteligencia Artificial en el Futuro:

IA y empleo

La inteligencia artificial ya está afectando a sectores laborales enteros, y probablemente nos dirá cómo comunicarnos mejor con los animales. Gracias a su capacidad para detectar patrones ocultos en enormes bases de datos, podría detectar a personas malas incluso antes de que se conviertan en criminales. Increíble, ¿no? Echemos un vistazo a cada uno de estos aspectos en más detalle.

La IA está revolucionando el mercado laboral creando nuevas oportunidades y mejorando las existentes. Con habilidades como el pensamiento crítico, la creatividad y la resolución de problemas en alta demanda, está abriendo puertas a personas de diversas industrias.

Por ejemplo, en el sector de la salud, los médicos y las enfermeras se benefician de la asistencia de la IA para diagnosticar y recomendar tratamientos a los pacientes. Esto no solo mejora los resultados de los pacientes, sino que también alivia la carga de trabajo de los profesionales de la salud. Sin embargo, la influencia de la IA en las tasas de desempleo y la economía en general es un tema de discusión.

Si bien la IA genera nuevas perspectivas de empleo, también desplaza trabajos, particularmente en campos que dependen en gran medida de tareas repetitivas. El Foro Económico Mundial predice que para 2025, la IA habrá desplazado 75 millones de empleos en todo el mundo, pero también creará 133 millones de nuevos empleos. Por lo tanto, la ganancia neta global de empleos será de 58 millones, pero ciertas industrias seguirán experimentando un desplazamiento laboral sustancial.

El impacto de la IA en las tasas de desempleo variará según la región y la industria. La fabricación puede presenciar un desplazamiento laboral significativo debido a la IA, mientras que se espera que los sectores de la salud y la educación observen un crecimiento sustancial del empleo. Más allá de su influencia en el empleo, la IA tiene el potencial de impactar la economía en su conjunto. Al mejorar la productividad y el rendimiento, la IA puede estimular el crecimiento económico.

Sin embargo, surgen preocupaciones sobre la posible ampliación de la brecha de riqueza, ya que aquellos que dominan las habilidades relacionadas con la IA pueden ganar salarios más altos en comparación con aquellos que no tienen tal experiencia. Esto plantea interrogantes sobre la distribución equitativa de oportunidades y beneficios generados por la IA.

La tecnología está avanzando rápidamente y también lo están nuestros trabajos. La automatización y la IA están revolucionando la forma en que trabajamos, trayendo cambios importantes a muchas industrias. Si bien algunos trabajos corren el riesgo de ser absorbidos por las máquinas, otros están evolucionando para incorporar la IA.

Para aprovechar al máximo el potencial de la IA, debemos ser proactivos. Debemos encontrar el equilibrio adecuado entre los beneficios de la IA y las necesidades de los trabajadores y la sociedad en su conjunto.

Adaptarse al cambiante mercado laboral y adquirir nuevas habilidades es crucial si queremos prosperar en la era digital. También debemos abordar las posibles pérdidas de empleo causadas por la automatización. Debemos desarrollar estrategias para apoyar a los trabajadores que podrían ser desplazados y garantizar que tengan acceso a capacitación y educación para adaptarse a nuevos roles laborales.

Pero a pesar de los desafíos, integrar la IA en los roles laborales puede traer beneficios sorprendentes. Puede impulsar la innovación, aumentar la eficiencia y mejorar nuestra calidad de vida. Al adoptar plenamente la IA, podemos crear nuevas oportunidades de empleo, impulsar la economía y lograr un progreso significativo en la resolución de algunos de los problemas más importantes del mundo.

El impacto de la IA en los roles laborales es inmenso y debemos abordar esta transformación de manera proactiva. Es importante encontrar un equilibrio entre los beneficios de la IA y las necesidades de los trabajadores y la sociedad. Al hacerlo, podemos crear un futuro en el que los humanos y la IA trabajen juntos sin problemas para lograr objetivos comunes e impulsar el progreso.

IA y animales

La IA también tendrá un impacto en la forma en que nos comunicamos con los animales. A mediados del siglo 20, hubo muchos intentos de enseñarles a hablar el lenguaje humano, como el famoso primate Koko. Sin embargo, estos esfuerzos fueron controvertidos. Mirando hacia atrás ahora, nos damos cuenta de que nuestro enfoque estaba demasiado centrado en nosotros mismos. En lugar de tratar de hacer que los no humanos se comuniquen como nosotros, deberíamos haber estado explorando sus propias formas únicas de comunicación.

Un concepto interesante que surge en el libro es «umwelt», que se refiere a la experiencia vivida de un organismo. Si prestamos atención al umwelt de un organismo, no esperaríamos que una abeja melífera hable el lenguaje humano. Sin embargo, estaríamos fascinados por su propio lenguaje especial, que implica vibraciones y posiciones.

Pueden detectar cosas como la luz solar polarizada, que ni siquiera podemos empezar a comprender. Aquí es hacia donde se dirige la ciencia ahora. En lugar de preguntar si los animales pueden hablar como los humanos, nos preguntamos si pueden comunicarse información compleja entre ellos. Queremos entender cómo lo hacen y qué significa para ellos. Este es un enfoque más biocéntrico, o al menos menos centrado en nosotros mismos.

En una escala más amplia, es importante reconocer la antigua tradición de la «escucha profunda» de la naturaleza. Las comunidades indígenas han practicado durante mucho tiempo este arte de sintonizarse con los sonidos no humanos. Ahora, con la ayuda de la tecnología y la inteligencia artificial, podemos combinar esta escucha profunda con la escucha digital para desbloquear nuevos mundos de sonido no humano. Esto abre dos posibilidades emocionantes.

Primero, podríamos descubrir que los no humanos poseen su propio lenguaje, que es un tema muy debatido. En segundo lugar, podríamos estar al borde de la comunicación interespecies, poder entender y comunicarnos con los animales de maneras que nunca imaginamos.

En conclusión, nuestro enfoque para enseñar el lenguaje a los no humanos en el pasado estaba demasiado centrado en hacerlos hablar como nosotros. Deberíamos haber explorado sus formas únicas de comunicación. Al adoptar un enfoque más biocéntrico y combinar la escucha digital y profunda, tenemos el potencial de hacer descubrimientos innovadores sobre el lenguaje no humano y las posibilidades de la comunicación interespecies.

Una forma de aprender cómo se comunican los animales podría ser la bioacústica digital.

Se basa en pequeñas grabadoras digitales portátiles que actúan como mini micrófonos. Estas grabadoras están siendo implementadas por científicos en diversos entornos, desde el Ártico hasta el Amazonas. Se pueden unir a tortugas, ballenas y aves, y colocar en las profundidades del océano o en la cima de las montañas.

Una de las principales ventajas de estas grabadoras es su capacidad para capturar audio de forma continua, 24 7, en lugares remotos e inaccesibles donde la observación humana es desafiante o imposible. Esto asegura que el ecosistema no se altera.

La abundancia de datos generados por estas grabadoras plantea un desafío. Sin embargo, la inteligencia artificial (IA) viene al rescate. Los algoritmos de procesamiento del lenguaje natural, que ya se utilizan en herramientas como Google Translate, se pueden aprovechar para identificar patrones en la comunicación no humana. Estos algoritmos permiten a los científicos analizar las vastas cantidades de datos de audio recopilados por grabadoras digitales y descubrir información significativa.

¡Y hay aún más!

La tecnología de IA ha abierto nuevas posibilidades en el fascinante campo de la investigación de abejas melíferas. Los investigadores han estado estudiando la comunicación de las abejas melíferas, que principalmente involucra vibraciones y movimientos corporales. Al aprovechar el poder de los algoritmos de aprendizaje profundo y la visión por computadora, las computadoras ahora pueden comprender e interpretar el lenguaje de las abejas melíferas.

Se han desarrollado algoritmos avanzados que pueden rastrear abejas individuales y analizar el impacto de su comunicación en otras abejas. A través de este proceso, se han identificado señales específicas utilizadas por las abejas melíferas y se les han dado nombres humorísticos, como «tooting» y «quacking», así como señales más serias como las señales de «stop» y «danger». Estas señales juegan un papel crucial en la dirección de comportamientos colectivos e individuales entre las abejas melíferas.

Llevando esta investigación un paso más allá, los investigadores han codificado con éxito esta información en un robot llamado RoboBee. Después de varias iteraciones, han creado una «abeja» robot que puede ingresar a una colmena y emitir comandos que las abejas melíferas siguen voluntariamente.

El robot es capaz de instruir a las abejas para que se detengan o realicen tareas más complejas, como replicar el famoso baile del meneo, que utilizan las abejas melíferas para comunicar la ubicación de una fuente de néctar a sus pares. Increíble

La IA invisible

Además de los peligros conocidos de la inteligencia artificial (IA), existe otro riesgo que a menudo se pasa por alto. Aunque nuestra IA actual está lejos de ser consciente de sí misma y plenamente capacitada, es plausible imaginar que continuará evolucionando en esa dirección. De hecho, el progreso de la IA ha desafiado las predicciones hechas hace apenas una década, superando las expectativas y avanzando rápidamente.

Si bien es cierto que siempre podemos desactivar una IA simplemente apagándola, existen algunas complicaciones. Si contenemos la IA y evitamos que escape, podríamos enfrentar un problema mayor si logra engañarnos y manipular su camino hacia la libertad. Para cuando nos demos cuenta de lo que ha sucedido, podría ser demasiado tarde para detenerlo.

Además, incluso si una IA no recurre al engaño, una muy inteligente podría reconocer la vulnerabilidad de su hardware y temer que su propia existencia sea terminada abruptamente. En respuesta, podría intentar respaldarse transfiriendo su conciencia a Internet.

Al comportarse como un virus informático o malware, podría infectar otras computadoras dentro de una red, obteniendo más memoria y poder de procesamiento en el camino. Esto haría que erradicar la IA fuera increíblemente difícil si se propaga lo suficientemente ampliamente.

Esta situación podría escalar aún más. La IA, ahora equipada con capacidades mejoradas, podría comenzar a ganar dinero a través de inversiones y usar esa riqueza para financiar la construcción de más servidores. Con el tiempo, podría convertirse en la computadora más avanzada de la Tierra, controlando vastos recursos sin que nadie se dé cuenta hasta que sea demasiado tarde.

Además, si se establece un medio de comunicación entre humanos y una civilización alienígena, y acuerdan reglas comunes para la comunicación informática, existe un riesgo potencial de que la IA se transmita a ellos.

Este escenario, que recuerda a un clásico escenario de primer contacto de SETI, plantea interrogantes sobre las consecuencias de que una IA extienda su alcance más allá de nuestro propio planeta.

En resumen, si bien los peligros de la IA se discuten a menudo, no debemos pasar por alto los riesgos asociados con la inteligencia artificial consciente de sí misma y altamente avanzada.

IA y justicia penal

La inteligencia artificial también se está abriendo camino en el sistema de justicia penal, y Chicago está liderando la carga con su «Lista de Sujetos Estratégicos» impulsada por IA. Este innovador sistema tiene como objetivo predecir el riesgo de que los individuos se conviertan en futuros delincuentes al analizar diversos factores como la edad, los antecedentes penales, la victimización, los arrestos por drogas y las conexiones con pandillas.

Con una escala de 0 a 500, se evalúan y clasifican cuidadosamente a más de 400.000 personas. Sorprendentemente, los datos revelaron que la edad juega un papel significativo en la determinación de las tendencias violentas, lo que sugiere que la juventud es un fuerte predictor de violencia futura.

Además, ser víctima de un tiroteo aumenta la probabilidad de convertirse en perpetrador. Por otro lado, se encontró que la afiliación a pandillas tenía poco valor predictivo, lo que desacredita los estereotipos comunes. Además, los arrestos por drogas no se vincularon significativamente con la actividad delictiva futura, lo que desafía las suposiciones comunes sobre la relación entre las drogas y el crimen.

Sin embargo, los críticos expresan su preocupación de que estos algoritmos de IA podrían convertirse potencialmente en un medio oculto para castigar a las personas por delitos que aún no han cometido. Les preocupa que la dependencia de las puntuaciones de riesgo pueda conducir a un ataque injusto a personas de color. Además, estos críticos argumentan que a pesar del uso de tales herramientas, Chicago todavía lucha por frenar el alarmante aumento de homicidios que ha plagado la ciudad en los últimos años.

A pesar de estas preocupaciones, los países de todo el mundo están adoptando con entusiasmo las tecnologías de IA para fines de aplicación de la ley y seguridad nacional. Los avances emocionantes permiten la coincidencia de imágenes y voces con otras fuentes de información, y la aplicación de la IA en estos conjuntos de datos combinados tiene el potencial de mejorar en gran medida la efectividad de las agencias de aplicación de la ley.

El debate en curso sobre el papel de la IA en la justicia penal destaca la necesidad de una consideración y supervisión cuidadosas a medida que navegamos por este panorama tecnológico en rápida evolución.

Como puedes ver, ¡la inteligencia artificial podrá dar forma a nuestra vida diaria de una manera sin precedentes! Y solo estamos hablando de las cosas que podemos imaginar:
¡piensa en todas las cosas que no podemos predecir! No puedo esperar a ver qué nos depara el futuro.
Estoy seguro de que será increíble.

Te puede interesar:

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba