CienciaTecnología

🧬 El Futuro de la Biotecnología [ 🎬 DOCUMENTAL ]

¿Qué pasa cuando los humanos comienzan a combinar la biología con la tecnología? Es el poder de recodificar la vida misma. Hemos visto granjas de órganos, gobiernos que utilizan úteros artificiales para reconstruir poblaciones, robots con partes biológicas, humanos genéticamente modificados que pueden curar a las personas con el toque y mucho más.

Este es el mundo de la biotecnología, pero ¿qué pasa con nuestro entorno cuando los humanos comienzan a ingeniar la vida y se convierten en una especie invasora? ¿Qué pasa en los laboratorios subterráneos de los biohackers, ocultos de las regulaciones? Y si los cuerpos humanos son bioingenierados, ¿evolucionaremos hacia una nueva especie de vida por completo, convirtiéndose en algo menos humano y más alienígena?

La humanidad ya no será observadora de la naturaleza, sino su maestra.

El documental:

Te puede interesar:

El Futuro de la Biotecnología:

Esta es la siguiente fase en la evolución de la humanidad y comienza con la bioimpresión. La bioimpresión es la impresión 3D o incluso 4D, pero en lugar de usar plástico o metal, utiliza células vivas llamadas biotintas. Estas células se imprimen capa por capa y pueden crecer y conectarse entre sí, creando estructuras biológicas. Con la bioimpresión, no solo estamos creando objetos, estamos insuflando vida en ellos. La bioimpresión es el sueño del alquimista hecho realidad.

Algunos de los usos básicos de la bioimpresión incluyen córneas de ojo bioimpresas, folículos pilosos bioimpresos para la pérdida de cabello, pruebas cosméticas personales y curación de heridas de combate. Viajando más hacia el futuro, la bioimpresión avanzada logrará arrecifes de coral 3D que proporcionan hábitats para la vida marina, ayudando a restaurar ecosistemas dañados, o pequeñas estaciones espaciales robóticas que son fábricas de bioimpresión, ya que la impresión con líquidos es más efectiva cuando se realiza en un entorno de microgravedad.

En lo que respecta al cuerpo humano, los órganos bioimpresos se fabrican en granjas de órganos para superar los desafíos de la escasez de donaciones, o las células de un paciente se utilizan para crear órganos miniaturizados u organoides que se utilizan para probar las respuestas médicas.

Antes de la administración real, las prótesis bioimpresas están diseñadas para adaptarse perfectamente al individuo utilizando tejido vivo para mejorar la integración con el cuerpo del huésped. Se llevan a cabo experimentos en el campo de la cibernética, donde se implantan componentes electrónicos en piezas bioimpresas, creando órganos cibernéticos que son más avanzados que los naturales.

Por ejemplo, pulmones bioimpresos que se implantan con sensores y nanofiltros que eliminan las toxinas del aire antes de que entren en el torrente sanguíneo, o ojos biónicos de reemplazo que tienen visión de zoom o infrarroja integrada. Los pacientes de estos ojos biónicos experimentales comienzan a afirmar que están teniendo visiones paranormales.

Después de perder la vista en un accidente, un ex arqueólogo recibe un trasplante de córnea biónica. Con su visión restaurada, comienza a tener visiones, alucinaciones, afirma ver el pasado y cree que ha desenterrado secretos ocultos que podrían reescribir la historia.

En el otro lado del mundo, una enfermedad desconocida que devora la carne está diezmando regiones de un país. Un grupo de científicos utiliza la bioimpresión para crear un nuevo tipo de piel que puede sobrevivir a la enfermedad. Algunas personas aplauden los esfuerzos de los científicos, mientras que otras cuestionan si estas personas con un tipo diferente de piel siguen siendo parte de la raza humana.

Volviendo a la biotecnología más básica, existe el mundo de la arquitectura viva, donde los edificios se construyen con materiales bioingenierados que pueden auto repararse, limpiar el aire, absorber contaminantes e incluso reproducirse. Estos edificios también se construyen con adhesivos inspirados en los geckos y hormigón ecológico inspirado en los arrecifes de coral.

Algunos de estos edificios de nueva generación incluso están alimentados por baterías biológicas que utilizan componentes como bacterias para almacenar y generar energía. Sin embargo, hay quejas de obsolescencia planificada, donde las empresas manipulan sus biomateriales para que se deterioren después de un período de tiempo determinado, lo que obliga a los clientes a comprar reemplazos continuamente.

En lo alto de estos edificios bio, en apartamentos de lujo, las paredes están decoradas con piezas de bioarte. Los artistas utilizan tejido vivo e impresoras bio para fabricar obras de arte vivas y en evolución.

Estos bioapartamentos de la ciudad que están cerca del océano están protegidos de las mareas crecientes y las marejadas ciclónicas por muros de mar vivos. Los corales y músculos genéticamente modificados se utilizan para crear muros de mar vivos que crecen y se reparan a sí mismos, protegiendo a estas ciudades costeras.

Luego están las luces bioluminiscentes: plantas, bacterias y algas que se han modificado para que brillen en la oscuridad, al igual que las criaturas de las profundidades marinas, reemplazando las farolas eléctricas. Pero en un pequeño pueblo donde las lámparas bioluminiscentes iluminan las calles y purifican el aire, una repentina descomposición de los organismos bioluminiscentes provoca que se haga la oscuridad. Corre la voz de que las luces han sido biohackeadas y reprogramadas para liberar contaminantes nocivos.

En otro lugar, una empresa de robótica ha construido un robot con una piel bioluminiscente que brilla. La empresa lo prueba en un museo, guiando a las personas por las exposiciones. La gente se pregunta si la piel humana será lo siguiente. Los biohackers underground ya están un paso adelante y están experimentando con sus propios cuerpos.

Los cyberpunks y los biohackers trabajan en la clandestinidad, ocultos de las regulaciones gubernamentales. Experimentan con la implantación de microchips en los brazos y se tatúan con tintas digitales que muestran su ropa online. Hackean y construyen biocomputadoras hechas de biomateriales y tejido neural vivo.

Los cyberpunkers hackean y ajustan chips cerebrales, deshabilitando las características de seguridad para experiencias neurales más extremas y no autorizadas. Y utilizan su propio ADN como dispositivos de almacenamiento, imitando a la naturaleza, capaces de almacenar grandes cantidades de datos.

Bajo las calles de la ciudad hay un mercado negro de sustancias de nueva era. Los biohackers ingenieraron uvas que fermentan en vino en minutos y crean alimentos no regulados que son resistentes a plagas y enfermedades y no producen alergias. El mayor revuelo se genera en torno a los contenedores de alimentos autoalimentados. Estos contenedores están hechos de organismos vivos que regeneran constantemente sus contenidos, proporcionando efectivamente un suministro interminable de microalimentos.

Estos biohackers también experimentan con la congelación de personas con la esperanza de devolverlas a la vida. La gente los llama punks criogénicos y tienen mascotas con genes editados para producir bioluminiscencia, lo que hace que brillen en la oscuridad. También hay rumores de quimeras, animales creados con genes de varias especies. El nombre Quimera proviene de la mitología griega, una criatura que vomitaba fuego con el cuerpo de un león, la cabeza de una cabra que surgía de su espalda y la cola de una serpiente.

En el mundo real, las corporaciones están haciendo que los modelos de prótesis biónicas más antiguos sean obsoletos, obligando a los usuarios a actualizarlos. Esto plantea la pregunta de quién es el dueño de las extremidades, ¿las personas o las corporaciones? Las prótesis biónicas impresas en 3D se integran completamente en el sistema nervioso del cuerpo, lo que proporciona una sensación de tacto y un control más natural.

Los militares tienen amputaciones voluntarias y los gobiernos usan extremidades biónicas para crear supersoldados. Un niño paralítico en un accidente vuelve a aprender a caminar con la ayuda de un exoesqueleto biónico. Cada prótesis biónica y exoesqueleto biónico viene con un número de registro de rastreo. En laboratorios controlados por el gobierno, los científicos están probando la tecnología de útero artificial avanzada.

Esto incluye dispositivos en forma de cápsula diseñados para una gestación externa más confiable, un proceso conocido como ectogénesis. En un mundo plagado de infertilidad, las matrices artificiales se han convertido en la esperanza de la humanidad.

Los individuos adinerados subcontratan el parto a grandes granjas de matrices. Los gobiernos que se enfrentan al colapso de la población también tienen sus propias granjas. Y circulan conspiraciones sobre un dictador obsesionado con su legado que utiliza las matrices artificiales para crear numerosos descendientes, con el objetivo de gobernar eternamente y convertirse en un dictador inmortal.

Otros campos que utilizan la tecnología de matrices artificiales incluyen la colonización espacial, el uso militar y la recuperación de especies en peligro de extinción. También se están llevando a cabo experimentos en el campo de la gestación extendida, en el que un cuerpo se deja en la matriz artificial durante un período de tiempo más prolongado para mejorar las capacidades cognitivas y físicas naturales.

La próxima industria multimillonaria es la de los robots biohíbridos. Estos son robots que están hechos con tejido biológico, lo que les proporciona más flexibilidad y eficiencia energética. Una empresa está desarrollando robots biomiméticos que pueden camuflarse con la naturaleza e incluso interactuar con los animales.

La empresa afirma que estos biorobots son para el monitoreo ambiental o la investigación biológica, pero existe la preocupación de que se conviertan involuntariamente en una especie invasora, perturbando los ecosistemas y provocando la extinción de los animales nativos.

Mientras que otros temen que los robots biohíbridos puedan ser utilizados para el espionaje, como drones o robots que imitan a un pájaro tan bien que otro pájaro no puede decir que es una máquina. Estos tipos de robots pueden ser utilizados para violar la soberanía, donde los gobiernos despliegan animales biohíbridos invasores para infiltrarse y socavar la autonomía de otras naciones.

Mientras que los robots biohíbridos avanzados se vuelven capaces de producir bacterias y virus dañinos a un ritmo acelerado después de una catástrofe de biodesechos a escala nuclear, los robots biohíbridos inmunes a la radiación son la mejor esperanza de supervivencia de la humanidad. Recolectan recursos, rescatan a los supervivientes y limpian los desechos peligrosos biológicos. El primer biorobot se convierte en un restaurador de animales extintos, transportando ADN y dando a luz a especies perdidas.

Estos son los neohumanos, los X-Men de la vida real, personas en su mayoría biohackers que ya no son considerados humanos. Representan una especie completamente nueva.

Después de ganar una lotería biotecnológica, esta es la primera persona que se convierte en un repelente de insectos humano. Inhaló un virus diseñado que le entregó los componentes CRISPR y secuencias de genes objetivo en sus células de la piel y glándulas sudoríparas, donde ahora se producen feromonas que repelen a los insectos portadores de enfermedades locales.

Una cantante tiene sus cuerdas vocales y cámaras de resonancia bioingeniería para producir un rango de sonidos no humano, convirtiéndola en un instrumento musical viviente.

Un biohacker se convierte en un lienzo viviente utilizando pigmentos de piel biofabricados que cambian en respuesta a la luz, la temperatura y el estado de ánimo, mostrando imágenes en movimiento y arte.
Las personas pueden cultivar alimentos en sus propios cuerpos y los biohackers marinos están hackeando sus propios cuerpos con genes de animales marinos, creando bioluminiscencia y mejoras en forma de branquias para respirar bajo el agua.

Hay un nuevo Wolverine de la era que es resistente a las fracturas de huesos gracias a las mejoras de colágeno bioingeniería y es capaz de regenerarse rápidamente con tejidos humanos que están diseñados a partir de reptiles y sanan a un ritmo acelerado.

Las personas se están bioingeniando para envejecer hacia atrás manipulando los telómeros y la regeneración celular. Una persona afirma tener la capacidad de dividir su conciencia utilizando las ampliaciones orgánicas del cerebro para realizar multitareas a un nivel sin precedentes. Y la primera persona es capaz de curar a otros a través del tacto transfiriendo células regenerativas.

La biotecnología es la mesa de dibujo donde el plan maestro de la naturaleza se encuentra con el diseño humano. Es la reescritura de la vida misma. Esta es la siguiente fase en la evolución de la humanidad.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba